Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chuck Hagel: “Tenemos un gran poder, pero debemos usarlo sabiamente”

El nuevo secretario de Defensa asegura a los trabajadores del Pentágono que luchará por su bienestar

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, durante sus palabras al personal del Pentágono.
El secretario de Defensa, Chuck Hagel, durante sus palabras al personal del Pentágono. AFP

En sus primeras palabras como secretario de Defensa, Chuck Hagelha elogiado el liderazgo del Ejército de Estados Unidos y la labor de sus miembros para garantizar la seguridad en el mundo y en el país. Hagel ha defendido la necesidad de que EE UU refuerce los lazos con sus aliados y forje nuevas alianzas para afrontar nuevos retos como el ciberespionaje o la expansión del terrorismo en el norte de África.

“El mundo mira a América y a nuestro liderazgo”, ha señalado Hagel. “Tenemos un gran poder y es importante saber como emplearlo. Debemos usarlo sabiamente”. El nuevo secretario de Defensa ha advertido de que la preeminencia militar de EE UU no puede mantenerse sola. “Ninguna nación, por muy poderosa que sea, puede mantener su grandeza sin ayuda. Necesitamos reforzar la cooperación, renovar las viejas alianzas y encontrar nuevas”, ha asegurado Hagel.

Hagel defiende la necesidad de cooperar con otras naciones como la mejor estrategia para afrontar los nuevos retos a los que se enfrenta EE UU. “Mañana se cumplen 20 años del final de la Operación Tormenta del Desierto. Pensad en el tipo de amenazas que habéis superado desde entonces y en los nuevos desafíos que nos esperan. Eso os debe dar una dimensión de cómo ha cambiado el mundo en este tiempo”, ha señalado Hagel.

Ninguna nación, por muy poderosa que sea, puede mantener su grandeza sin ayuda. Necesitamos reforzar la cooperación, renovar las viejas alianzas y encontrar nuevas"

En su primer encuentro con los trabajadores militares y civiles del Pentágono como secretario de Defensa, Hagel ha reiterado su compromiso de defender los intereses del personal del Departamento y su bienestar. Entre esos intereses se encuentra tratar de atenuar el impacto del temido secuestro, el recorte automático del gasto público que, salvo pacto del Congreso, entrará en vigor el 1 de marzo, menos de 48 horas de jurar su cargo.

“El secuestro es ya una realidad y tenemos que afrontar este problema. Nos enfrentamos a muchos retos y tenemos que defender lo que este Departamento significa”, ha asegurado Hagel. El presupuesto del Pentágono es uno de los que más afectados por el paquete drástico de recortes. El Departamento de Defensa verá reducida su asignación en 46.000 millones de dólares. El predecesor de Hagel, León Panetta, envió la semana pasada una carta al Congreso en la que advertía de que, de entrar en vigor el secuestro, debería licenciar temporalmente y sin derecho a sueldo a 800.000 trabajadores civiles.

El nuevo secretario de Defensa ha jurado su cargo en el Pentágono pasadas las 7.30 de la mañana, hora local, menos de 24 horas después de haber sido confirmado por un estrecho margen -58 votos a favor y 41 en contra-. El proceso de nominación de Hagel ha estado plagado de obstáculos por parte de sus compañeros del Partido Republicano que han cuestionado su pasado pacifista, su tibieza hacia Irán, sus críticas pasadas al Estado de Israel o su decisión de terminar con los programas de armas nucleares.

La oposición de los republicanos -15 de sus senadores enviaron una carta a la Casa Blanca la semana pasada exigiendo que Hagel renunciara a su candidatura- no ha hecho mella en el presidente de EE UU, que conoció a Hagel cuando ambos eran senadores en el Capitolio. Tras conocerse su confirmación, Barack Obama emitió un comunicado en el que aseguraba que EE UU “tiene el secretario de Defensa que necesita y el líder que nuestras tropas se merecen”.

Más información