Las FARC liberan a dos policías tras un intento fallido

La guerrilla irrita al Gobierno al poner excusas para retrasar la entrega

Uno de los rehenes liberados saluda a la exsenadora Piedad Córdoba.
Uno de los rehenes liberados saluda a la exsenadora Piedad Córdoba.LUIS ROBAYO / AFP

La promesa de la guerrilla de las FARC de liberar a los policías Cristian Camilo Yate y Víctor Alfonso González que permanecieron secuestrados durante 21 días, finalmente se cumplió ayer viernes. La liberación llega tras un intento frustrado, el pasado miércoles, cuando la guerrilla rechazó entregar a los uniformados a una comisión humanitaria que se desplazó por tierra hasta una zona montañosa del Cauca, en el suroeste del país.

Más información

Las FARC suspendieron la liberación de los dos secuestrados alegando que la masiva presencia de periodistas a 200 metros del lugar donde se concretaría la entrega obstaculizaba la misión humanitaria. La prensa llegó al lugar siguiendo a los vehículos de la comisión humanitaria. Jordi Raich, delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia dijo al respecto que aunque respeta el derecho de la prensa a informar, este tipo de operaciones “necesitan un espacio humanitario seguro y discreto”.

Este cambio de planes de las FARC, que el presidente Juan Manuel Santos calificó de “inaceptable”, obligó a que se ampliara el cese de las operaciones militares en la zona donde finalmente se dio la liberación y que se había decretado desde el miércoles a las seis de la tarde. “Yo espero que en el curso del día de hoy los policías queden libres, no hay excusa para que no queden libres”, dijo Santos a las FARC en las primeras horas del jueves, descalificando las excusas de esa guerrilla para aplazar la entrega.

Para el segundo intento, un grupo de guerrilleros instaló un retén cerca del lugar de la liberación, lo que impidió el paso de los periodistas colombianos. Solo se permitió el acceso a periodistas del canal venezolano Telesur. “Consideramos que nosotros hemos cumplido por encima de las dificultades que ha habido”, dijo un guerrillero durante la entrega.

Los policías fueron recibidos por una comisión humanitaria de nueve personas integrada por delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja y de la ONG Colombianos y Colombianas por la Paz que encabeza la exsenadora Piedad Córdoba, a quienes las FARC habían entregado las coordenadas para la liberación el pasado martes.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La comisión se desplazó por tierra en cuatro vehículos oficiales de la CICR hasta el municipio de Miranda, desde donde se internaron en las montañas hasta llegar a la pequeña localidad de Cabildos, donde abundan los cultivos de coca.

Las FARC confirmaron una semana después del secuestro que tenían en su poder a los dos policías y al soldado Josué Álvarez, y anunciaron que los liberarían.

La guerrilla anunció este mes que se reservaban el “derecho” a capturar policías y militares, lo que provocó la primera crisis del proceso de paz entre el Gobierno colombiano y esa guerrilla, que se celebra desde el 19 de noviembre en Cuba.

Cristian Yate tiene 21 años, está casado y tiene un hijo de 18 meses. Por su parte, Víctor González tiene 26 años y lleva cuatro en la Policía. En las primeras declaraciones a la prensa, González afirmó que los captores aseguraron que la pronta liberación se daba solo porque esa guerrilla está inmersa en el proceso de paz con el Gobierno.

El secuestro de estos dos policías el pasado 25 de enero en zona rural del departamento del Valle del Cauca, al sur del país, mientras investigaban denuncias sobre extorsiones a varios cultivos de caña de azúcar de la región, provocó un fuerte rechazo en Colombia. El exvicepresidente Humberto de la Calle, jefe negociador del Gobierno en La Habana, verbalizó la indignación del país al decir que “cada acto como este atenta directamente contra el proceso de paz”.

La FARC han insistido en la necesidad de un cese al fuego bilateral que Santos ha descartado tajantemente. Rodrigo Granda, uno de los negociadores de las FARC en La Habana aseguró, a propósito de la liberación de los uniformados, que “debe haber una ley de canje permanente mientras subsista la confrontación armada”. Por su parte, Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, de visita en Colombia, aseguró que las FARC no pueden secuestrar y hablar de paz al mismo tiempo. “¿Cómo puede ser un interlocutor creíble si sigue con estos secuestros?”, manifestó el parlamentario.

Ahora, los colombianos esperan que también se cumpla la liberación del soldado de 19 años Josué Álvarez, secuestrado hace 16 días en medio de un combate en el departamento de Nariño, frontera con Ecuador, donde murieron cuatro soldados campesinos. Según lo anunciado, debe quedar en libertad este fin de semana.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50