Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez está “estable” después de sufrir una infección respiratoria

“El presidente debe guardar reposo absoluto en los próximos días", dice el comunciado oficial

Un hombre camina por Caracas frente a la imagen de Chávez.
Un hombre camina por Caracas frente a la imagen de Chávez. EFE

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha sufrido este lunes una “infección respiratoria”, pero su condición de salud ya es estable, según ha informado este martes el Gobierno venezolano. Chávez se encuentra hospitalizado en La Habana desde hace una semana, tras ser sometido a una cuarta cirugía para tratar una reincidencia del cáncer que le fue diagnosticado en junio de 2011.

“La condición general del comandante-presidente en este momento es de estabilidad, luego de que el día de ayer, lunes 17 de diciembre, le fuera diagnosticada una infección respiratoria que el equipo médico procedió de inmediato a tratar y ya está controlada”, señala el comunicado que ha leído el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, en la televisión nacional. “Este tipo de dolencia es una de las secuelas que se presentan con mayor frecuencia en pacientes que han sido sometidos a cirugías complicadas, como la que fue realizada al presidente Chávez el pasado 11 de diciembre”, dice el documento.

A diferencia del hermetismo que rodeó las tres cirugías anteriores a las que fue sometido Chávez, esta vez el Gobierno venezolano ha procurado brindar boletines periódicos a los venezolanos donde explica la condición general del presidente. Tanto el vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, como el ministro Villegas han admitido que la intervención de Chávez fue “complicada” y que en las primeras 24 horas del postoperatorio sufrió una “hemorragia” de la que también se recuperó. De lo que nadie ha informado es sobre qué tipo de cirugía se le practicó y mucho menos sobre qué tipo de cáncer padece el presidente.

“El presidente Chávez debe guardar reposo absoluto en los próximos días y recibir con la mayor rigurosidad el tratamiento médico prescrito, con el propósito de mantener la estabilidad de los valores de sus funciones vitales, de las cuales goza actualmente”, explica el comunicado.

En el último año y medio, el presidente ha recibido sesiones de quimio y radioterapia y, a finales de octubre pasado, se le aplicó una terapia alternativa de “oxigenación hiperbárica” para paliar los daños causados por la radiación.

Desde que se supo que estaba enfermo, el presidente venezolano se ha negado a revelar cómo está de avanzada su enfermedad y qué órganos de su cuerpo han sido afectados. Sin embargo, antes de partir a Cuba para esta última operación, planteó por primera vez la posibilidad de que su condición de salud podría no permitirle asumir el próximo 10 de enero el cuarto mandato para el que fue reelegido en las presidenciales de octubre. Para afrontar ese escenario, nombró “sucesor” al vicepresidente y canciller Nicolás Maduro, que se encuentra a cargo del Gobierno mientras Chávez se recupera.