Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romney mantiene un mitin en Ohio pese a la llegada del ciclón

El republicano intenta romper el empate de los sondeos en ese Estado decisivo

Mitt Romney durante el mitin en Avon Lake (Ohio).
Mitt Romney durante el mitin en Avon Lake (Ohio). AFP

Ante la inminente llegada del huracán Sandya las costas estadounidenses, Mitt Romney sólo canceló uno de los tres eventos electorales que tenía previstos para el lunes, el que tenía a última hora en Wisconsin. Comenzó la jornada con un mitin en el norte de Ohio, en un condado que en 2008 votó mayoritariamente por Barack Obama. El candidato republicano esperaba así arañar algunos votos de cara a las elecciones que se celebrarán dentro de una semana, en un contexto en el que las encuestas dan un empate total entre los dos aspirantes a la Casa Blanca en este Estado crucial. En el pasado, Romney ha dicho que eliminaría o privatizaría la agencia del Gobierno federal que gestiona la respuesta a las catástrofes naturales y que ahora tiene un papel crucial ante la llegada de la tormenta Sandy.

“En esta nación hay gente que está pasando por unos momentos difíciles. Les tenemos en nuestros pensamientos, rezamos por ellos”, dijo Romney en su único mitin de la jornada, en referencia a los damnificados por el huracán. Pidió, además, que los electores donen fondos a la Cruz Roja para ayudar a las personas afectadas. Su campaña ha cancelado los eventos previstos para el martes y también los actos de recaudación de fondos. Lo cierto es que el hecho de que el huracán no afecte al Medio Oeste permitió al candidato republicano llevar su discurso de reforma fiscal y de reducción de la deuda pública al condado de Lorain, que Obama ganó con un 17% de diferencia en 2008.

En la campaña de primarias republicanas, Romney dijo que veía con buenos ojos la supresión de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), que coordina la respuesta a desastres naturales. “Cada vez que podemos quitarle algo al Gobierno federal y devolvérselo a los Estados, es un paso en la dirección adecuada. Y si podemos trasladarlo al sector privado, mejor”, dijo Romney en un debate. FEMA emplea a 7.400 personas, y es un instrumento crucial para la reconstrucción de comunidades y para ofrecer refugio a los que pierden su hogar por esos desastres.

En su mitin, Romney no habló de FEMA. El candidato trataba de convencer a votantes independientes en una zona demócrata. Se guardó las credenciales conservadoras que exhibió en las primarias y habló de bipartidismo. “Yo tenderé la mano a los demócratas para encontrar terreno común. Cuando fui Gobernador en Massachusetts el Congreso estatal era un 85% demócrata. Y entendí que debía tenderle una mano para conseguir completar las reformas que quería. Y lo hice”, dijo. Obvió que sus relaciones con los líderes demócratas fueron francamente malas, y sólo llegaron a un acuerdo crucial: una reforma sanitaria idéntica a la que Obama logró aprobar en 2010 y de la que ahora reniega.

Cualquier esfuerzo es bueno a solo una semana de las elecciones. En 2008, a estas alturas, las encuestas le daban a Obama una ventaja de seis puntos sobre quien entonces era su contrincante, John McCain. En este momento, Obama se encuentra sólo dos puntos por encima de Romney en la media de encuestas que realiza Real Clear Politics. El último sondeo, de Ohio News Organization Poll, publicado este lunes, da un empate entre ambos candidatos, con un 49% cada uno.

En este evento de Romney muchos votantes se consideraban independientes. Es el caso de Ruth Wolf, de 80 años, quien dijo haber vivido lo suficiente para darse cuenta de que el país cae por una pendiente. “El ejemplo es que casi 47 millones de personas que reciben ayudas del Gobierno para comida”, explica. “Cada vez somos más dependientes del Gobierno. Nos roban la libertad”. Votantes como Wolf emplean una frase común al defender a Romney: “Favorecerá a las empresas”.

En Ohio se puede votar por adelantado, las urnas están ya abiertas. De momento ha habido más votos en los condados que en 2008 ganó Obama que en aquellos en que ganaron los republicanos. Han votado ya en esas áreas 526.000 personas, frente a las 287.000 que han depositado su voto en condados considerados republicanos.

Más información