Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PERFIL

Jorge Enrique Mora: un ‘duro’ del Ejército en la mesa con las FARC

Santos incluye a un militar muy cercano a Uribe en las negociaciones de paz con la guerrilla

El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, con el general Mora en 2003.
El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, con el general Mora en 2003. EFE

“No es una amarga despedida, sino un cordial hasta pronto”. Así rezaba la placa que el entonces comandante del Ejército, general Jorge Enrique Mora, dejó a la entrada del Batallón Cazadores en San Vicente del Caguán en 1998, cuando él y sus hombres tuvieron que pasar por la humillación de dejar sus instalaciones para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, se sentaran en sus sillas y cambiaran los símbolos militares por los símbolos de la revolución.

Arrancaba entonces el proceso de las FARC con el Gobierno del presidente Andrés Pastrana que terminó infructuosamente en 2002. En voz baja, Mora y sus hombres se quejaron en esos cuatro años de que nunca les informaran de lo que realmente sucedía en la zona de despeje militar. “Me preocupa porque puede ser una piedra en el zapato, era un enemigo la de paz en ese entonces”, dijo Pastrana este miércoles, cuando conoció que su comandante del Ejército es, 10 años después, uno de los cinco negociadores designados por el presidente Santos en la mesa de diálogo con las FARC.

El general Mora es uno de los oficiales en retiro que más influencia tiene dentro del Ejército actual de Colombia. “Es un tipo carismático, despierta mucha admiración en los militares activos y retirados porque fue muy buen estratega”, dice uno de sus subordinados.

Cuando fue comandante de las Fuerzas Militares (en el primer año del Gobierno del ex presidente Álvaro Uribe) trazó el Plan Patriota, la estrategia que comenzó a doblegar militarmente a las FARC en el sur del país.

Pero así como despierta liderazgo dentro de las filas castrenses, el general ha sido mencionado como posible incitador de la muerte del periodista Jaime Garzón en 1999, crimen ordenado por paramilitares. Los abogados de la familia han dicho que Mora le dijo a Garzón que éste era “amigo de la guerrilla”, y hay una carta que el periodista le escribió al comandante el 22 de mayo de 1998 que dice: “General, no busque enemigos entre los colombianos que arriesgamos la vida a diario para construir una patria digna, grande y en paz, como la que yo quiero y por la que lucha usted”.

Ahora, el presidente Juan Manuel Santos ha decidido que el general Jorge Enrique Mora participe activamente en las conversaciones con las FARC, muy seguramente, porque quiere asegurarse de incluir hasta al sector más duro de los militares. Junto con el general estarán otros cuatro negociadores: el ex vicepresidente Humberto de la Calle, el general en retiro de la Policía Óscar Naranjo, el representante de empresarios Luis Carlos Villegas; y el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

Más información