Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Romney mintió sobre la fecha en la que abandonó Bain Capital

El candidato republicano habría sido el único accionista, presidente del Consejo y jefe ejecutivo de la empresa hasta el año 2002, según unos documentos hechos públicos por 'The Boston Globe'

Mitt Romney, candidato republicano a las elecciones EE UU
Mitt Romney, candidato republicano a las elecciones EE UU AFP

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, ha mantenido siempre que abandonó la dirección de la empresa de inversiones de capital de riesgo Bain Capital en 1999 para dirigir los juegos Olímpicos de Invierno en Salt Lake City (Utah). Pero según documentos aportados por la SEC –siglas en ingles de la autoridad que vela por la seguridad de las inversiones y el mantenimiento de la integridad de los mercados de valores- y hechos públicos por el diario The Boston Globe, Romney habría sido el único accionista, presidente del Consejo y jefe ejecutivo de Bain hasta el año 2002.

A su vez, un documento financiero del Estado de Massachusetts prueba que el candidato republicano era el dueño del 100% de la compañía en 2002 y otros papeles muestran que como “ejecutivo” de la firma ingresó unas ganancias de 100.000 dólares en 2001 y la misma cantidad en 2002, además de lo que le reportaron otras inversiones. La revista bimensual Mother Jones y el sitio político de Internet Talking Points Memo también reportan hoy sobre documentos de la SEC que contradicen la versión aportada por el candidato.

La campaña de Barack Obama se ha apresurado a emitir un comunicado con un título más que elocuente: “La gran mentira de Romney sobre Bain”.

¿Por qué es importante la fecha en la que Romney abandonó Bain? Porque la etapa más dura de la compañía respecto a cerrar empresas y reducir empleos sucedió en el tiempo en que Romney dice haber estado ya fuera de la direcciónn, lo que limpiaría su imagen frente al electorado de ser un empresario sin escrúpulos responsables de la quiebra de decenas de empresas y de los despidos de miles de trabajadores.

La inmensa fortuna de Romney –más de 250 millones de dólares- procede en su mayor parte de Bain. Sin embargo, cómo el ex Gobernador de Massachusetts tiene ese dinero invertido y dónde es un acertijo difícil de adivinar debido a la falta de transparencia. Por ejemplo, Romney se ha negado a entregar sus declaraciones de la renta anteriores a 2010. La revista Vanity Fair asegura en su edición de agosto que el aspirante a la Casa Blanca se ha enriquecido con diferentes paraísos fiscales en el extranjero. Romney tendría dinero invertido en Bermudas –una compañía suya registrada en ese país fue puesta a nombre de su mujer justo un día antes de que jurase como Gobernador de Massachusetts, según AP- y en las Islas Caimán así como una cuenta bancaria en Suiza

Tras la información del Globe, la campaña de Barack Obama se ha apresurado a emitir un comunicado con un título más que elocuente: “La gran mentira de Romney sobre Bain”.

Stephanie Cutter, subdirectora de la campaña electoral del mandatario, dijo que el artículo del diario de Boston planteaba serias dudas acerca de por qué Romney quería ocultar la fecha de su salida. "Es hora de que Mitt Romney lo aclare para que el pueblo estadounidense pueda decidir por sí mismo sobre sus antecedentes y motivaciones”, dijo. El equipo electoral de Obama lleva semanas ofreciendo anuncios en televisión en los que habla del papel de Romney en Bain y la estrategia de esta firma de externalizar puestos de trabajo enviándolos al países como China o India.

Por su parte, la portavoz de Romney, Andrea Saul, ha declarado que “el artículo no es exacto”. “Como ha dicho Bain; como ha dicho el Gobernador Romney; y como han confirmado distintos e independientes verificadores de datos en varias ocasiones, el Gobernador Romney dejó Bain Capital en 1999 para dirigir los Juegos Olímpicos y no ha tenido implicación ninguna en inversiones o manejo de compañías después de esa fecha”.