Portugal: “Si la puerta se abre, no se abre solo para España”

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, asegura que su Gobierno va a examinar si las condiciones del rescate a Madrid son discriminatorias respecto a Lisboa

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, hoy en Bruselas.
El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, hoy en Bruselas.LAURENT DUBRULE (REUTERS)

El primer ministro de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho, prometió, un día después de que el ministro español Luis de Guindos anunciara en una rueda de prensa el rescate a la banca española, que tanto él como los miembros de su Gobierno estarían atentos a las condiciones impuestas a España por si éstas implicaban una mejora o una discriminación con las del rescate portugués, que se produjo en abril de 2011 por un valor de 78.000 millones de euros. Hoy, horas después de que Europa abra la vía para la recapitalización directa, sin pasar por el Gobierno, de la maltrecha banca española, Passos Coelho ha vuelto a utilizar la misma expresión: “Vamos a estar atentos”. Pero en esta ocasión ha añadido: “Si la puerta se abre, no solo se abre para España. El tratamiento, en casos similares, debe de ser idéntico para todos”. Con todo, Passos Coelho no quiso ser muy explícito y pidió tiempo para examinar en detalle las condiciones del rescate español.

Hace dos semanas, cuando se hizo pública la inminente petición de rescate en España, el Partido Socialista portugués (PS), principal fuerza de la oposición del país, reclamó, directamente, una renegociación con la troika, esto es, el FMI, la UE y el BCE, las instituciones que prestaron el dinero y cuyos representantes viajan cada dos meses a Portugal para verificar el estado de las cuentas y la profundidad de los ajustes acordados como paso previo para enviar el dinero.

De los 78.000 millones de euros inyectados en Portugal, 12.000 han ido o van a parar a las cuentas de los bancos portugueses, pasando antes por el Gobierno portugués. De ahí que haya cierto margen de negociación. Algunos expertos y analistas comentaban hoy en varios medios portugueses que el viraje dado por el Eurogrupo dando la oportunidad a España de que sus bancos se refinancien directamente otorgará a los países ya rescatados (Irlanda, Portugal y España), cuando menos, un argumento para solicitar o más tiempo para devolver el dinero pedido o más dinero.

Todo esto se sabe en un día particularmente negro para las finanzas portuguesas: el déficit presupuestario del país, en los tres primeros meses del año, llegó al 7,9%. Muy lejos del 4,5%, que es el objetivo del Gobierno para enero de 2013. Por lo pronto, Passos Coelho no quiere hablar de nuevas medidas de austeridad pero reconoce que alcanzar el déficit previsto esconde “más riesgos de los esperados”.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción