Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder opositor venezolano formaliza su candidatura en un acto multitudinario

Cientos de miles de personas arropan a Henrique Capriles, candidato único contra Chávez

Capriles recibe el cariño de sus seguidores
Capriles recibe el cariño de sus seguidores EFE

El líder opositor venezolano, Henrique Capriles Radonski, ha formalizado este domingo su candidatura para las próximas elecciones presidenciales arropado por cientos de miles de personas. Capriles será el único rival de Hugo Chávez en los comicios del próximo 7 de octubre, en los que el actual mandatario espera ser reelegido para un tercer mandato consecutivo de seis años.

Capriles recorrió un trayecto de más de diez kilómetros, desde el este de Caracas hasta la sede del Consejo Nacional Electoral, arropado por una multitud que abarrotó las calles y plazas aledañas a la institución. Es la primera vez en casi una década que una manifestación semejante de opositores llega al centro de la ciudad, dividida geográficamente por la polarización política que mantiene enfrentados a los venezolanos desde el año 2002. Es también la primera gran demostración de fuerza del antichavismo en vísperas del comienzo oficial de la campaña y de la presentación de la candidatura de Chávez, que se llevará a cabo este lunes por la tarde.

“Hoy salieron [a la calle] más de un millón de personas, más de un millón de corazones (…) Hoy soy candidato porque el pueblo así lo decidió y el próximo 7 de octubre seré el Presidente de todos los venezolanos”, ha dicho Capriles a la muchedumbre reunida en la Plaza Caracas, donde se alzan dos torres de oficinas públicas y ministerios, y que hasta ahora había estado reservada a los actos políticos del oficialismo. A los chavistas les ha prometido que contra ellos no habrá revanchas en su hipotético Gobierno, que también será el presidente “de los rojos”. “Pasamos años de pelear entre nosotros y hoy queda un solo sector [en el país] que quiere que continuemos peleando. No quiero más peleas en Venezuela, quiero la unión de todos. Vamos a unir a Venezuela cueste lo que cueste”, ha dicho el candidato opositor.

La candidatura de Capriles fue respaldada por 33 organizaciones políticas, que van desde la izquierda radical hasta la centro derecha. Una veintena de estos partidos conforman la Mesa de la Unidad Democrática: la alianza opositora que convocó las elecciones primarias del 12 de febrero, en las que Henrique Capriles resultó electo como el único candidato de la oposición que enfrentará a Chávez en octubre. De acuerdo a las encuestas publicadas en Venezuela hasta ahora, Capriles concentra entre el 35 y 45% de la intención de voto, contra más del 50% de Chávez. La cúpula de la oposición no se cree estos datos: “Aquí hay gente de toda Venezuela (…) La verdadera encuesta está hoy en las calles de Caracas”, ha dicho este domingo Leopoldo López, coordinador del comando de campaña de la oposición, quien declinó sus aspiraciones a la Presidencia para apoyar a Capriles.

Este lunes, a las 4.00 de la tarde hora local, le corresponderá al presidente Hugo Chávez formalizar también su inscripción para las elecciones de octubre, entre los rumores que apuntan al empeoramiento de su salud y a las dificultades que tiene para caminar. El 30 de junio de 2011, Chávez fue diagnosticado de cáncer y desde entonces ha sido sometido a tres cirugías y a tratamientos con quimio y radioterapia. Ni el Presidente ni su partido han revelado detalles acerca de cómo llegará Chávez mañana a la sede del CNE: si hará una aparición breve, como han sido todas desde febrero, cuando tuvo una reincidencia del cáncer; o si se presentará en un acto de masas, de varias horas de duración, como lo ha hecho durante los últimos doce años, cada vez que le tocado inscribirse en una elección.

Chávez solo ha dicho este sábado que se siente “muy bien” y que durante el acto de presentación de su candidatura “se desbordará Caracas” de gente. Además de vencer las limitaciones que le impone su enfermedad, su reto será superar la manifestación de quienes se le oponen.