Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ariete contra la corrupción

El abogado Aléxei Navalni no es candidato, pero desafía el éxito de Putin con su lucha contra la deshonestidad

Aléxei Navalni.
Aléxei Navalni.

Aléxei Navalni, abogado y bloguero de 35 años que se ha convertido en el símbolo de la lucha anticorrupción en Rusia, no compite hoy por la presidencia, pero su nombre suena cada vez más como el candidato que podría desafiar con éxito a Vladímir Putin. Navalni tiene gran capacidad para transformar acertadas intuiciones en instrumentos políticos. Es el autor del eslogan más contundente contra Rusia Unida, la formación de los seguidores de Putin, a la que llama “partido de los pillos y los ladrones”. También es el creador de Rospil, una página web dedicada a las adjudicaciones irregulares de contratos públicos, y Rosyama (denuncia del mal estado de las carreteras).

Funcionarios con sentido de la dignidad y hartos de la pasividad de la Administración filtran documentos al equipo de Navalni, que los convierte en denuncias concretas. No suelta su presa. El éxito de Navalni es tal que la Administración le ha imitado, por ejemplo con la creación de controles sobre las adjudicaciones de pedidos. Incluso hay quien cree que Putin imitó su estilo (interpelar directamente al público) en el mitin de fin de campaña en Moscú.

Navalni se distingue de otros líderes de oposición por no haberse desgastado en la política rusa en los años noventa. Una investigación realizada por el diario Védomosti no ha revelado ningún asunto financiero turbio. Para bien o para mal, algunos creen ver en él rasgos de Borís Yeltsin en su lucha con Gorbachov.

Sus ideas nacionalistas fueron la causa de su expulsión del partido liberal Yábloko en 2007, pero Navalni, que se ha pronunciado contra la inmigración, se presenta como un elemento capaz de moderar el nacionalismo ruso. El bloguero pasó varios meses en Yale en un programa para jóvenes líderes en 2010.

En diciembre, Navalni fue arrestado 15 días por liderar una marcha no autorizada tras las elecciones parlamentarias. Con motivo de las presidenciales, ha lanzado una red de observación.

Navalni admite su ambición de ser presidente, pero está aún verde. En una Rusia en busca de líderes carismáticos hay economistas, politólogos y periodistas dispuestos a formarlo (ya lo hacen) para que el hombre proyecto se convierta en un líder real. Esta semana, Navalni ha publicado un artículo titulado No aceptar sobornos y no robar en el que sostiene que la lucha contra la corrupción es el punto esencial del programa económico. Interpelado recientemente, Putin dijo haber oído el nombre de Navalni.