Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kofi Annan anuncia que entrará "pronto" a Siria como mediador en el conflicto

El exsecretario general de la ONU y su sucesor, Ban Ki-moon piden que paren los "asesinatos"

Los países del Golfo se reunirán con Rusia para desbloquear la crisis, según anuncia Kuwait

En primer término, Kofi Annan y Ban Ki-moon ayer en la ONU.
En primer término, Kofi Annan y Ban Ki-moon ayer en la ONU. EFE

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para la guerra de Siria, el exsecretario general de la ONU Kofi Annan, dijo este miércoles que para afrontar la crisis siria con éxito se requiere "una voz única y poderosa", al tiempo que pidió al presidente Bachar el Asad que se comprometa con el proceso de mediación. Annan, que ayer se reunió en Nueva York con el actual máximo dirigente de la ONU, Ban Ki-moon, viajará en breve a El Cairo (Egipto) para reunirse con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil el Arabi, y con otros líderes de la región. A partir de ahí, Annan pretende entrar en Siria "bastante pronto".

Los acontecimientos militares, políticos y diplomáticos se suceden en cascada. El ministro de Asuntos Exteriores de Kuwait ha anunciado hoy jueves a la cadena Al Arabiya que los responsables de las cancillerías de los países del Golfo se reunirán el próximo miércoles con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. Rusia, junto con China, ejerció su poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para bloquear una resolución sobre Siria que respaldaba una iniciativa de la Liga Árabe que reclamaba a Bachar el Asad ceder el poder.

Poco después, el Parlamento kuwaití ha proclamado el apoyo del emirato al Ejército de Siria Libre mientras el Gobierno británico ha anunciado que retira a sus diplomáticos de Damasco, aunque sin romper relaciones diplomáticas. Casi simultáneamente, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha condenado al régimen por violaciones que pueden suponer crímenes contra la humanidad. 37 países condenaron al Gobierno de Damasco, tres votaron en contra (Rusia, China y Cuba) y tres se abstuvieron.

Ban Ki-moon, por su parte, afirmó tras su reunión con Annan que la situación en Siria es "cada vez más desesperada". Según el secretario general de la ONU, "no hay mayor urgencia para la comunidad internacional que poner fin de inmediato a los asesinatos y que el Gobierno detenga el uso de la fuerza contra los civiles". Kofi Annan, con esta misión que ha calificado como "un reto", vuelve a sus 73 años a la escena política internacional, decidido a ejercer toda su influencia diplomática para lograr el fin de la violencia y la entrada de asistencia humanitaria a Siria.

El exsecretario general de la ONU subrayó que la comunidad internacional debe responder unida ante esta situación y destacó que "la prioridad es hacer cuanto se pueda para detener la violencia y los asesinatos, así como facilitar el acceso humanitario a Siria". Para Annan, su mensaje como enviado especial "está claro: hay que terminar con la violencia y las muertes, y las agencias humanitarias deben tener permiso para ejercer su trabajo, porque actualmente eso no ocurre".

El séptimo secretario general de la ONU (1997-2006) indicó que, una vez se detenga la violencia, Siria debe encontrar "una solución pacífica que respete las aspiraciones del pueblo sirio" y después trabajar "para estabilizar el país".

A punto de cumplirse un año del inicio de las reclamaciones de la población civil al régimen de Damasco, la ONU señala que son más de 7.500 los muertos contabilizados en los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los opositores y manifestantes civiles, aunque según estos grupos la cifra superaría con creces los 8.500.

Más información