Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay alemanes vagos y alemanes trabajadores"

Angela Merkel muestra su cara más europeísta y conciliadora en un coloquio con estudiantes

La canciller alemana, Angela Merkel, ha insistido este martes en preservar la unión monetaria con sus 17 socios actuales. La jefa del Gobierno alemán ha asegurado que “una salida de Grecia del euro no entra en las posibilidades” que ella baraja, de modo que la posibilidad de una salida griega de la eurozona “no merece un comentario político”. Semejante paso acarrearía "consecuencias imprevisibles” para la unión monetaria: “No participaré en nada que implique expulsar a Grecia del euro”. Tampoco se ha movido un ápice de sus planteamientos de reforma y austeridad para Grecia y los demás socios acuciados por la crisis de la deuda.

Tras un discurso de media hora a un nutrido grupo de estudiantes europeos en el Nuevo Museo de Berlín, Merkel ha insistido en la necesidad de “aumentar la competitividad” en la Unión Europea como vía para impulsar la integración. En la ronda de respuestas a los estudiantes, la canciller ha mostrado su cara más europeísta: “Cada vez oigo hablar más de los alemanes, los franceses, los españoles, los griegos etcétera; debemos recordar que hay alemanes vagos y alemanes trabajadores, lo mismo que en cualquier otro país.” Los prejuicios, ha dicho, “son lo que llevaron Europa a la ruina en el pasado”.

La democristiana viene repitiendo en los últimos meses que “la política europea cada vez es más política interior”. En su defensa de la austeridad a través del pacto fiscal recién firmado por 25 socios de la Unión, Merkel ha dicho que “el proceso europeo siempre implica que tenemos que ceder competencias a Europa”. También Alemania “ha tenido que ceder competencias, algo a lo que era reacia”, por ejemplo en materia de política interior. Ceder competencias, sean fiscales o políticas, “no es fácil para ninguno de los miembros”. En el caso de los compromisos fiscales, ha dicho que “las cesiones deben fundarse en la confianza”, y descrito el pacto fiscal como piedra angular de dicha relación de confianza entre los Estados. Merkel ha defendido de nuevo que “el crecimiento y la austeridad deben ir de la mano”.

Considera también la canciller alemana que la Unión Europea “tiene que intensificar la colaboración en materia de defensa”, que es algo particularmente complicado “porque unos países están en la OTAN y otros no”. En el caso alemán, el proceso de control parlamentario “hace las cosas particularmente complicadas”. De nuevo, Merkel ha sacado a relucir su lema “más Europa”. En ese sentido, ha destacado con énfasis la “necesidad de que Reino Unido permanezca en la Unión Europea”, donde es “imprescindible”.