El PRI ve en riesgo la cooperación antidrogas con Estados Unidos

El virtual candidato priista a la presidencia Enrique Peña Nieto denuncia la intromisión del gobierno norteamericano en la soberanía mexicana

El candidato del PRI Enrique Peña Nieto.
El candidato del PRI Enrique Peña Nieto.MARCO UGARTE (AP)

La revelación de The New York Times de que la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) realiza operaciones de lavado de dinero que inician en suelo mexicano -como parte de un supuesto esquema para conocer mejor a los grupos criminales de México- ha desatado la condena del PRI. Enrique Peña Nieto, virtual candidato a la presidencia de la República de ese partido, ha pedido al presidente Felipe Calderón transitar “en los hechos a otro tipo de acciones que den mejores resultados. Más allá de rechazos y posiciones duras, no ha habido, no se observa el ánimo de parte de Estados Unidos, y cuál sería la posición de México, en colaborar para lograr la mayor eficacia en mantener fronteras seguras”.

El diario estadounidense publicó en su edición de este domingo que la DEA ha montado un esquema de lavado de millones de dólares en un intento por detectar “cómo las organizaciones criminales mueven el dinero, dónde guardan los activos y quiénes son sus líderes”. La revelación la hace Ginger Thompson, una periodista que en diversas ocasiones en los meses recientes ha dado cuenta de operaciones de agentes norteamericanos en suelo mexicano. Además, el tema es particularmente polémico luego de que se descubriera un programa realizado en 2009 llamado Rápido y Furioso, mediante el cual el gobierno de Estados Unidos entregó dos mil armas a cárteles mexicanos, supuestamente para conocer la ruta de las mismas.

En declaraciones para El País, Peña Nieto consideró que “la participación de organismos del gobierno norteamericano en nuestro territorio con desconocimiento del gobierno, me parece que pone en riesgo la relación de cooperación entre los dos países”.

El aspirante que va en primer lugar en las encuestas electorales pidió que el gobierno mexicano tenga “una posición, una respuesta mucho más enérgica ante esto, porque ya hubo un episodio con el tema de Rápido y Furioso, y ahora, de comprobarse la presumible participación de la DEA en operaciones de lavado de dinero, se contraviene todo principio de aplicación de la ley, no se puede pretender aplicar la ley transgrediendo o faltando a la propia ley. Hay una incongruencia en el mecanismo y en la forma”. De igual forma Peña Nieto dijo que sería muy grave que se descubriera que este nuevo operativo de la DEA se dio “en complicidad con el gobierno mexicano”.

El priista consideró que las acciones emprendidas en el pasado por México ante noticias similares de operativos de EEUU en territorio nacional más que débiles, no han logrado “el resultado deseado: que el gobierno norteamericano se comprometa más y establezca una agenda comprometida en el tema de la seguridad. Yo esperaría que hubiese un mayor compromiso del gobierno norteamericano, creo que la insistencia debe ir más allá de estos pronunciamientos sí enérgicos que ha tenido el presidente Calderón, pero que al final de cuentas no han resultado en una respuesta mucho más contundente y de mayor colaboración de parte del gobierno norteamericano”.

Reconoce su error en la Fil de Guadalajara

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Peña Nieto, que ha pasado 48 horas como objeto de críticas en las redes sociales porque en su visita del sábado pasado a la Feria Internacional del Libro  no pudo decir tres libros que marcaron su vida, reconoció que ese episodio se debió a un error de confianza.

“Tuve dos errores: primero, la confusión que tuve en los autores de los libros, que los cité equivocadamente, La presidencia imperial que es de Krauze y La Silla del Águila, que es de Fuentes, simplemente los crucé, o ni siquiera pude dar su nombres exactos, son libros de hace muchos años. Y el otro error, el haber subestimado en algo elemental el hecho de que si asistes a una feria del libro había que estar preparado con algo que era una pregunta obvia sobre libros, lo que simplemente omitimos y reconozco y acepto el error”, explicó.

Al rechazar las críticas que le reprochan falta de capacidad en situaciones en las que él no tenga todo el control previo, dijo que ante cualquier circunstancia se presenta “como lo que soy, sin hacer alarde de otra cosa que no sea lo que es mi esencia, mi forma, mi estilo, cómo me conduzco en distintos escenarios, que a partir de ello cada quién juzgue. Tampoco habrá de ocuparme el estar dando respuesta especialmente a quienes traen por estrategia hacer una descalificación constante”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50