Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro muertos en Siria por disparos de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes

Miles de sirios salen a la calle para protestar contra El Asad en varias ciudades.- Esta madrugada al menos cinco civiles han muerto en Homs

Al menos cuatro manifestantes han muerto hoy en Siria por disparos de las fuerzas de seguridad, que han intentado dispersar las multitudinarias protestas convocadas en todo el país, según los grupos opositores. Decenas de miles de personas han salido a las calles en las principales ciudades de Siria para manifestarse contra el presidente Bachar el Asad, tras la tradicional oración del viernes.

Los Comités Locales de Coordinación han identificado a cuatro víctimas, que han fallecido en localidades de las provincias de Idleb (norte) y Rif Damasq (este), en la ciudad de Homs (centro) y en los alrededores de Alepo. Por su parte, el grupo Sham ha confirmado la muerte de un manifestante en Alepo y La Revolución siria contra Bachar al Asad ha informado de otro fallecimiento en Homs, cuyos nombres coinciden con las víctimas documentadas por los Comités. Los activistas han vuelto a desafiar la dura represión del régimen y se han manifiestado también en el distrito Medan de Damasco, en Latakia, en Deraa y en la provincia oriental de Deir al-Zor fronteriza con Irak, según los testimonios de residentes.

En previsión ante esta nueva jornada de protestas, las fuerzas del orden sirias han desplegado en varias zonas para dispersar las manifestaciones y vigilar los movimientos de los residentes, e incluso sitiaron algunos barrios de Damasco, como el de Ruknedin. La red opositora Sham ha explicado que han llegado refuerzos a varias localidades de la provincia de Rif Damasq y que los cuerpos de seguridad han disparado contra los manifestantes en Deraa, donde algunos testimonios apuntan que habría personas heridas.

Esta pasada madrugada al menos cinco civiles han muerto como consecuencia de los ataques realizados por tanques del Ejército sirio contra varios puntos de Homs, según han informado varios residentes. Ayer, ciudadanos del municipio habían señalado que "hay muertos y muchas personas han sido arrestadas", según Ahmed, un residente. "Estamos muy asustados", añadió a Reuters.

Otro residente señaló que el hospital de la zona está pidiendo que la gente done sangre para poder atender a los heridos que vienen de Bab Sbaa, un barrio de la localidad. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó en un comunicado de que había "un importante despliegue militar en Homs". "Los controles militares están por todas partes de la ciudad. Hay tiroteos en Bab Sbaa, una casa ha sido incendiada y las condiciones humanitarias se están reduciendo", añadió.

Un activista en Homs explicó que el Ejército había asaltado varias casas en la ciudad. Un residente explicó a Reuters que el Ejército disparó contra los fieles que salían de la mezquita de Jaled Ibn al Walid a primera hora de la mañana. Homs se ha convertido en uno de los centros de las protestas contra el régimen sirio y en apoyo de reformas democráticas. Desde el fin de semana, han muerto 33 personas en la ciudad, según activistas y residentes. Desde que en marzo estalló la protesta contra El Asad han muerto más de 1400 personas por la represión de las fuerzas de seguridad, según las principales organizaciones de derechos humanos.

Y en la ciudad de Qamishli, al noreste del país y de mayoría kurda, cientos de policías y milicianos leales al presidente sirio han golpeado con palos a miles de manifestantes a favor de la democracia, según testigos. La Policía ha lanzado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes, hiriendo a varios de ellos, según los testigos, en la primera represión de envergadura contra manifestantes kurdos que se conoce desde que comenzaron las protestas contra el régimen. Los manifestantes corearon eslóganes reclamando libertades políticas y el fin de la discriminación contra la minoría kurda en el país, según han relatado los testigos a Reuters.