Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rebekah Brooks queda en libertad bajo fianza por el escándalo de las escuchas

La mano derecha de Murdoch, que dimitió el viernes de su cargo de consejera delegada de News International forzada por el escándalo de los pinchazos telefónicos, ha prestado declaración durante 11 horas

Tras más de 12 horas prestando declaración por su relación con el escándalo de las escuchas telefónicas, de las que ha negado tener ningún conocimiento, Rebekah Brooks, la mano derecha del magnate de los medios de comunicación Rupert, ha sido puesta en libertad bajo fianza. La policía británica la detuvo a primera hora de la tarde de ayer para su declaración policial. El pasado viernes, dimitió como consejera delegada de News International, la rama británica de la corporación de Murdoch, por el escándalo de las escuchas ilegales del grupo. Es también exdirectora de The Sun y News of the World, el tabloide dominical que echó el cierre la pasada semana tras verse inmersos sus periodistas en el escándalo de los pinchazos.

"Aproximadamente hacia medianoche, la mujer ha sido puesta en libertad bajo fianza para que vuelva a una comisaría de Londres a últimos de octubre", informa la policía británica en un comunicado.

Brooks, que era la directora del News of The World cuando se realizaron las escuchas en el teléfono móvil de la niña Milly Dowler, se vio obligada a dimitir de su cargo la pasada semana después de que también lo hiciera Les Hinton, su antecesor en News International y hasta el viernes hombre fuerte en The Wall Street Journal.

Murdoch es un magnate australiano que gobierna el conglomerado de medios de comunicación más grande del mundo, entre ellos el desaparecido News of the World. Nacionalizado estadounidense, es el principal accionista de News Corporation (que engloba los periódicos The Sun, The Times y The Wall Street Journal o los conglomerados de cadenas vía satélite Sky y Fox, estas últimas, grandes aliadas de los conservadores estadounidenses).

El arresto de Brooks seprodujo al mediodía en relación a cargos de corrupción y escuchas ilegales, según una nota policial. "Se encuentra bajo custodia", añade el comunicado. Un portavoz de la periodista ha declarado que ella "está ayudando a la policía con sus consultas. Acudió a la comisaría voluntariamente, pero no sabía que iba a ser arrestada".

Brooks llegó al tabloide News of the World siendo una veintañera. Dio el salto al Sun, el verdadero poder fáctico de Murdoch en la política británica, y con 29 años volvió al News of The World como directora.Tres años después, en enero de 2003, se convirtió en la primera mujer directora del Sun. En junio de 2009, ya era consejera delegada de News International, la rama británica del emporio de Murdoch, que quiere a su ex directiva, según ha declarado, como una hija.

Este es el décimo arresto que se produce en relación a las escuchas ilegales. Otros han sido los de Andy Coulson, 43 años, director de News of the World de 2003 a 2007 y después director de Comunicación del primer ministro británico David Cameron; Neil Wallis, de 60 años, subdirector de News of the World cuando Coulson era director y Clive Goodman, de 53 años, ex corresponsal real del semanario.

Esta detención, según señala The Guardian, puede seguramente significar que la investigación policial se acerca a James Murdoch, el hijo del magnate, que ha dirigido todas las empresas de News Corporation en Europa y Asia desde 2007 y que personalmente aprobó pagos a los litigantes contra News of the World. También, señala el medio británico, supone un golpe a Downing Street. El viernes se difundió que Cameron había recibido en dos ocasiones a Brooks, algo que no ha ocurrido antes durante su mandato. También coincidieron en la última navidad en una reunión con otras personas.