Los rebeldes libios expulsan de Brega al grueso de las tropas de Gadafi

La ofensiva de los opositores del régimen consigue un objetivo estratégico en su esfuerzo para controlar el enclave petrolero al este del país

Los rebeldes libios han expulsado de Brega al grueso de las tropas leales a Muamar el Gadafi, pero no han conseguido hacerse con el control total de la zona porque tanto las calles como los alrededores de esta importante ciudad del este del país están infestados de minas, según ha declarado hoy un portavoz opositor a Reuters. Las milicias rebeldes han rodeado Brega, una importante terminal para la explotación del petróleo y cuyas refinería y planta química han marcado durante meses el frente oriental de las tropas de Gadafi.

"La parte principal de las tropas de Gadafi se ha retirado a Ras Lanuf", hacia el oeste, ha declarado el portavoz de los rebeldes. "Se me ha comunicado que las tropas de Gadafi han distribuido algunos camiones de tracción a cuatro ruedas con ametralladoras entre Ras Lanuf y Bishr", ha añadido. Los rebeldes que intentan hacerse con el control de Brega se han visto frenados por las minas de tierra colocadas por las fuerzas de Gadafi a lo largo y ancho de la ciudad, en el desierto que la rodea y en las principales instalaciones petroleras, según han explicado fuentes de la oposición.

Más información

En los combates por el control de esta ciudad portuaria murieron ayer al menos 10 guerrilleros rebeldes, mientras otros 172 resultaron heridos. Tras cuatro días de ofensiva, los rebeldes han logrado romper las defensas levantadas por las tropas gadafistas alrededor de Brega y han llevado los combates a las calles de la localidad. Mandos rebeldes informaron ayer de que los milicianos lograron penetrar en la zona residencial de la ciudad, aunque no llegaron a controlarla. Al ser uno de los puertos petrolíferos más importantes de Libia, Brega se ha convertido en uno de los objetivos más perseguidos por los rebeldes.

Y en el frente occidental, la OTAN ha destruido hoy un radar en el principal aeropuerto de Trípoli en el marco de la campaña de apoyo a los rebeldes libios. Las fuerzas del régimen utilizaban esta antena para controlar el tráfico aéreo, rastrear los aviones de la OTAN y coordinar su alarma de alerta antiaérea. A través de este rastreo, las fuerzas leales a Gadafi lanzaban ataques contra los aviones de la organización y contra los civiles libios, según la OTAN.

Avance rebelde en el oeste

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Mientras, en las montañas del oeste del país, donde los insurgentes tratan de abrirse camino hacia Trípoli, los combates se intensificaron durante el fin de semana. Hubo fuego de artillería cruzada en la localidad de Bir Ayad, ubicada a 15 kilómetros del frente de guerra en la ciudad de Bir Ghanam. En ese enclave, los rebeldes controlan las partes altas que rodean la ciudad, en lo que representa su posición más avanzada desde que estalló la guerra, al situarse a escasos 80 kilómetros de su anhelada Trípoli.

Los guerrilleros que combaten en el oeste han realizado avances sustanciales en las últimas semanas, en las que han repelido con éxito asaltos organizados a cargo de las fuerzas de Gadafi. Su próximo objetivo es Garyan, una ciudad desde la que se tiene acceso a la autopista que dirige a Trípoli. Pero los rebeldes siguen teniendo problemas que lastran gravemente su ofensiva: divisiones, falta de disciplina y sobre todo escasez de municiones. En Misrata, el principal bastión rebelde del oeste, seis combatientes murieron y otros cuatro resultaron heridos ayer, según fuentes hospitalarias.

Soldados leales a Gadafi montan guardia en Zawiyah
Soldados leales a Gadafi montan guardia en ZawiyahMOHAMED MESSARA (EFE)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción