Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren 22 personas al estrellarse un avión en el sur de Argentina

La aeronave, que cubría la ruta entre Córdoba y Comodoro Rivadavia, se precipitó en la provincia de Río Negro

Veintidós personas han muerto al estrellarse, en el sur de Argentina, el avión comercial en el que viajaban, según han confirmado hoy fuentes oficiales. La aeronave, de la línea aérea Sol, se precipitó en una zona inhóspita de la meseta patagónica, en la provincia de Río Negro.

"Lamentablemente podemos confirmar que no hay supervivientes", ha confirmado a medios locales Ismael Alí, director del hospital de Los Menucos, la localidad desde donde partieron las brigadas de rescate para llegar al sitio de la tragedia. El responsable médico, que se ha desplazado al lugar del impacto, ha dicho al canal C5N que todo lo que ha quedado del avión "son pedazos carbonizados".

Las brigadas de rescate partieron desde Los Menucos (a 1.387 kilómetros al suroeste de Buenos Aires), a unos 35 kilómetros del paraje denominado Prahuaniyeu, en plena meseta de Somuncurá. Un vecino de ese paraje, que transitaba por una ruta del lugar, fue quien dio alerta a la policía de Los Menucos, tras haber visto cómo una bola de fuego caía desde el cielo. "Por lo que refiere el testigo, el avión explotó en el aire", ha señalado Alí, quien ha confirmado que el aparato, un avión Saab 340, con capacidad para 34 pasajeros, cayó a 700 metros de una vivienda particular.

"Restos de todo tipo"

El director del hospital de Los Menucos ha dicho que los restos de los cuerpos de los pasajeros y de la tripulación están carbonizados y ha indicado que en el lugar trabaja personal de bomberos, Defensa Civil y la policía. "Lo que hemos visto son restos de todo tipo, pedazos pequeños y más grandes, pero todos carbonizados", señalo.

La empresa Sol ha informado en un comunicado que el vuelo 5428 cubría la ruta entre las ciudades de Córdoba (centro de Argentina), Mendoza (oeste), Neuquén (suroeste) y Comodoro Rivadavia (extremo sur).

El avión despegó desde Neuquén a las 20:08 hora local (23:08 GMT) del miércoles para cumplir el último tramo con destino a Comodoro Rivadavia. A las 20:50 hora local (23:50 GMT) se estableció el último contacto con la aeronave, desde la que informaron de que había una emergencia.

De acuerdo al comunicado, la nave partió con 18 pasajeros adultos, un menor de edad, dos pilotos y una azafata, cuyos nombres no han sido divulgados de momento. Sol ha precisado que estaba previsto que el último tramo del viaje, hasta Comodoro Rivadavia, durase una hora y cincuenta minutos y que el aparato tenía combustible suficiente para tres horas y media de vuelo.

Un portavoz del Gobierno de Río Negro ha dicho a una emisora local que la aeronave habría enviado tres avisos de emergencia porque se le había congelado una de las alas. Sin embargo, Horacio Darré, director de Planeamiento de Sol, ha dicho a la prensa que "es imposible determinar las causas del accidente", que serán establecidas por una junta de investigación. El directivo ha dicho que el avión salió sin problemas de Neuquén, con un plan de vuelo aprobado y condiciones climáticas operables.

Al ser preguntado sobre si el aparato sufrió "congelamiento", Darré ha asegurado que no podía confirmar esa información pues no contaba con el detalle de la última conversación entre el piloto y la torre de control. La alcaldesa de Los Menucos, Mabel Yahuar, quien también ha confirmado que no hay sobrevivientes y que se ha desplazado hasta el lugar de la tragedia, ha dicho que el sitio ha sido cercado por la policía.

"Es una situación muy complicada, muy dolorosa. No hay sobrevivientes", ha indicado Yahuar, quien ha señalado que ya se dispuso la formación de un equipo médico y psicológico para cuando lleguen a esa localidad los familiares de las víctimas del accidente.