Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rebeldes libios no consiguen el reconocimiento oficial de la Casa Blanca

El responsable de Exteriores del Consejo Nacional de Transición también ha pedido a Washington ayuda económica.- Obama se reúne con Rasmussen para evaluar la misión de la OTAN en Libia

Una delegación de los rebeldes libios, encabezada por su responsable de Exteriores, Mahmud Yibril, se ha reunido el viernes en Washington con altos funcionarios de la Casa Blanca para pedir que el Consejo Nacional de Transición, su órgano de Gobierno, sea reconocido diplómaticamente, y para soliticar ayuda económica para su causa. EE UU les ha recibido como "un interlocutor legítimo y creíble", pero sin llegar a expresar un reconocimiento oficial como representantes legítimos del pueblo libio, como pedían ellos, según AFP. Otros países, como Francia, Italia, Catar y Gambia, sí lo han hecho.

Tom Donilon, consejero de Seguridad de la Casa Blanca, ha aplaudido -en un comunicado emitido tras la reunión con Yibril- "el compromiso del Consejo con una transición política incluyente y un futuro democrático para Libia". En el encuentro se ha abordado "cómo EE UU y la coalición [de países aliados] pueden aportar apoyo adicional al Consejo de Transición", pero no han trascendido más detalles sobre su conversación.

Lo que sí ha hecho Washington es insistir una vez más en que Muamar el Gadafi, el dirigente de Libia, "ha perdido su ligitimidad para gobernar" y debe abandonar el poder de inmediato. Yibril había apuntado en un artículo de opinión enviado a The New York Times, que el reconocimiento diplomático "aislaría aún más al régimen de Gadafi en Trípoli, aumentaría la moral de la oposición y mejoraría el acceso a la ayuda humanitaria y diplomática".

"Lo que necesitamos es que la gente entienda nuestra causa y nos ayude a conseguir nuestros derechos legítimos", ha reivindicado Yibril ante la prensa antes de la reunión. También advirtió de que la falta de fondos podría poner en peligro sus objetivos.

Jay Carney, portavoz de la Casa Blanca, ha recordado que el Gobierno estadounidense colabora con los rebeldes modificando las leyes actuales para que se les pueda ceder los activos bloqueados del régimen, que en EE UU son unos 30.000 millones de dólares (21.112 millones de euros).

Obama se reúne con Rasmussen

Barack Obama, el presidente estadounidense, se reunió en la mañana del viernes con Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN, para evaluar el desarrollo de la misión militar de la Alianza Atlántica en Libia.

Ambos se han mostrado "de acuerdo en que las operaciones de la OTAN ha salvado vidas y en tanto el régimen de Gadafi continúe atacando a la población, la OTAN mantendrá su misión para proteger a los civiles", según ha informado la Casa Blanca tras la reunión.

Los medios de comunicación oficiales libios han denunciado el viernes que 11 civiles, la mayoría de ellos clérigos, han muerto y otros 45 han resultado heridos en un ataque aéreo de la Alianza sobre la ciudad de Brega, en el este. La OTAN ha aclarado que su objetivo era "un búnker de mando y control", pero ha añadido que aunque no ha podido confirmar la muerte de los civiles, siente "cualquier muerte de civiles inocentes cuando estas ocurren".

La televisión oficial libia ha emitido también un mensaje de audio de Gadafi que pretende acabar con los rumores de que estaba herido o muerto, tras casi dos semanas de ausencia en la televisión oficial de su país, desde la muerte de su hijo en un bombardeo. "Estoy en un lugar en el que no podéis encontrarme", le ha dicho el dictador a los alidados.