Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España envía un diplomático a Trípoli para liberar a Brabo

El fotógrafo asturiano desapareció hace ocho días en Libia.- Las gestiones de los embajadores de Hungría y Turquía ante el régimen de Gadafi no dieron resultado

España ha decidido enviar un diplomático a Trípoli para averiguar el paradero del fotógrafo asturiano Manu Brabo, desaparecido hace ocho días en Libia, después de que no hayan dado resultado las gestiones realizadas por los embajadores de Hungría y Turquía ante el régimen de Gadafi, según ha anunciado la ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación, Trinidad Jiménez, a los periodistas que siguen la visita de los Príncipes de Asturias a Ramala (Palestina).

El enviado es Diego Ruiz, número tres de la Embajada española en Libia hasta que el Gobierno decidió retirar a todo su personal diplomático del país magrebí, quien ha viajado a Trípoli desde la frontera de Túnez. El Gobierno está convencido de que Brabo se encuentra en manos del régimen de Gadafi, pero este ha evitado hasta ahora confirmarlo, lo que fuentes diplomáticas consideran una estrategia de presión.

Brabo, nacido en Gijón en 1981, fue capturado por fuerzas de Gadafi en el este de Libia junto a los periodistas estadounidenses James Foley y Clare Morgana Gillis y el también fotógrafo sudafricano Anton el Harmmel.

De acuerdo con la explicación del asesor de seguridad del The New York Times, que viajaba en otro coche junto al de los periodistas, estos fueron detenidos cuando las fuerzas leales al coronel atacaban la carretera entre Brega y Ajdabiya. Según esta versión, los gadafistas los hicieron parar, arrestaron al fotógrafo español y a los otros tres gráficos, quemaron su vehículo y se los llevaron.

Brabo ha cubierto entre otros conflictos el palestino-israelí y el terremoto de Haití y se encontraba desde el mes pasado en Libia colaborando con la agencia europea Epa, cuyas fotos son distribuidas en España y América por la agencia Efe.

Los padres del fotógrafo se han mostrado esperanzados y optimistas tras una reunión con el director general de Relaciones Consulares, Santiago Cabanas, quien les ha asegurado que las gestiones van bien, pero despacio porque es un país "difícil", informa Efe. El padre, Manuel Varela, también ha dicho que Exteriores les había confirmado que el fotógrafo estaba retenido por las fuerzas de Gadafi y, al parecer, hasta el momento no se habían puesto en contacto directo con él.