La Policía japonesa busca a los desaparecidos en el perímetro de seguridad de la central de Fukushima

Se calcula que podría haber más de mil cadáveres alrededor de la planta.- Los agentes se habían negado hasta ahora a recoger los cuerpos, expuestos a altos niveles de radiación post-mortem

Alrededor de 300 agentes de Policía (240 de Tokio y 50 de Fukushima) están inspeccionando los 20 kilómetros alrededor de la central nuclear de Fukushima que el Gobierno nipón estableció como perímetro de seguridad cuando se produjo el accidente en la planta.

Los oficiales han comenzado la operación esta tarde, ataviados con ropa de protección química. Por el momento, han concentrado sus esfuerzos en retirar los escombros con maquinaria pesada para peinar la zona por primera vez desde que tuvo lugar el terremoto y el tsunami del 11 de marzo. No han desenterrado ningún cuerpo en esta primera jornada, sólo han recuperado fotos de la familia y lápidas mortuorias para devolverlas a las familias de las víctimas, según ha informado la agencia de noticias Kyodo News.

Más información
El último balance cifra en más de 10.150 los muertos en Japón
Japón admite que controlar la radiación llevará varios meses
Japón estudia ampliar el perímetro de Fukushima tras detectarse altos niveles de radiactividad a 40 kilómetros

Esta operación de rescate había sido retrasada en varias ocasiones porque la Policía local se negaba a entrar en la zona para recoger los cadáveres sin que se hubiese descontaminado primero el perímetro de seguridad. Los cuerpos llevan casi un mes expuestos a altos niveles de radiación post-mortem y su identificación puede resultar complicada, incluso se ha especulado que su cremación podría generar contaminación radiactiva de en el aire.

Las autoridades japonesas confían en que estas tareas sirvan para recuperar los restos mortales de al menos un millar de personas, que de momento siguen figurando en las listas de desaparecidos. Según el último balance oficial, unos 3.900 japoneses continúan en paradero desconocido.

Agentes de policía de Fukushima, con trajes de protección contra la radiación, buscan víctimas del terremoto y tsunami en Minamisoma, dentro de la zona de exclusión.
Agentes de policía de Fukushima, con trajes de protección contra la radiación, buscan víctimas del terremoto y tsunami en Minamisoma, dentro de la zona de exclusión.HIRO KOMAE (AP)
Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS