Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último balance cifra en más de 10.150 los muertos en Japón

Las autoridades calculan que hay unos 17.053 desaparecidos y los centros de evacuación alojan a 240.000 desplazados, la mayoría en el área de Miyagi

Los temores de las autoridades japonesas se han confirmado y el número de víctimas mortales ya supera los 10.000. La nueva cifra ofrecida esta madrugada (hora española) por la Agencia Nacional de Policía ha aumentado a 10.151 los muertos y a 17.053 el número de desaparecidos, por lo que el dato total de víctimas podría superar las 28.000 personas.

La mayoría de los fallecidos se concentran en las tres prefecturas más afectadas por el terremoto y el posterior tsunami: Miyagi, Iwate y Fukushima, zona que sigue pendiente de la evolución en su central nuclear. Según las cifras oficiales, en Miyagi hubo 6.097 muertos, en Iwate, 3.092 y en Fukushima, 904.

El constante incremento del número de cadáveres recuperados dificulta las tareas de identificación, por lo que las autoridades de Miyagi, la prefectura más afectada, han decidido publicar información en su página web sobre su indumentaria, sus rasgos y los objetos que llevan encima, para facilitar esta labor.

Una vez identificados, su salida de las morgues también plantea un problema, ya que la falta de combustible hace imposible incinerar todos los cuerpos, como es costumbre en Japón, de modo que los Gobiernos locales han decidido enterrarlos en fosas comunes provisionalmente.

Dos semanas después del terremoto, más de 240.000 personas llenan los 1.900 refugios de emergencia. Según los datos de la policía nacional hay al menos 18.000 casas destruidas y más de 130.000 edificios dañados, sobre todo el las zonas costeras del noreste japonés, donde las temperaturas por debajo de cero grados que se registran estos días complican la situación

de los damnificados. Aquellos que ya han vuelto a sus hogares sufren la falta de suministros y han de pedir alimentos en los refugios, a pesar de que la mayoría de los supermercados han vuelto a abrir sus puertas.