Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama afirma que está "absolutamente convencido" de que podrá transferir el mando de las operaciones en Libia

El presidente de EE UU cree que, pese a las diferencias entre los aliados, el trasvase de responsabilidades será en "días, más que semanas

Barack Obama declaró ayer que está "absolutamente convencido" de que, pese a todas las dificultades surgidas, Estados Unidos será capaz de transferir el mando de la operación militar en Libia en el plazo previsto, que el presidente norteamericano repitió que será de "días, más que semanas".

En una conferencia de prensa celebrada en San Salvador junto al presidente salvadoreño, Mauricio Funes, Obama informó de que había hablado en las últimas horas con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y con el primer ministro británico, David Cameron, y que habían llegado a un acuerdo para que la OTAN tuviera un papel relevante en el próximo mando del ataque, aunque no ofreció detalles sobre la conformación de ese mando.

Obama dijo que los esfuerzos militares avanzan a buen ritmo, que la zona de exclusión aérea ya está impuesta y que "se ha evitado lo que pudo ser una catástrofe en Bengasi", por lo que "no existen circunstancias nuevas que obliguen a considerar la transferencia del mando".

El presidente norteamericano recordó que, una vez que el mando sea asumido por otros países, "no van a ser nuestros aviones los que mantengan la zona de exclusión aérea ni nuestros barcos los que vigilen el embargo de armas". Admitió que "mientras Muamar Gadafi se mantenga en el poder, persistirá la amenaza contra la población civil". "Nosotros vamos a ayudar a proteger a los civiles, pero no vamos a estar a la cabeza", afirmó.

Obama salió también al paso de la preocupación por la seguridad de los soldados norteamericanos desatada a raíz de la caída, por un mal funcionamiento técnico, de un avión de combate estadounidense sobre el suelo de Libia. Expresó su alivio por el hecho de que los dos pilotos hayan sido rescatados en perfectas condiciones y recordó que desde el principio había advertido que "cualquier acción militar comporta riesgos para los soldados".

El Pentágono ha abierto una investigación sobre las circunstancias en que fueron recuperados los pilotos, aún algo confusas. Uno de ellos fue rescatado por un comando de marines que, al parecer, efectuó disparos que pudieron dejar al menos un muerto. El otro piloto cayó en manos de las fuerzas rebeldes, que le ayudaron y lo dejaron en manos del Ejército estadounidense.

Este incidente ha reabierto el debate sobre las razones por las que Estados Unidos está participando en este ataque. Obama respondió que la defensa de ciudadanos indefensos frente a un régimen tiránico forma parte de los intereses nacionales norteamericanos.

Clinton cree que Gadafi se plantea el exilio

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha abierto también una nueva posibilidad en las especulaciones sobre el futuro de Gadafi al declarar, en una entrevista a la cadena ABC, que el dirigente libio y sus principales podrían contemplar el exilio.

La jefa de la diplomacia norteamericana ha indicado que algunas personas, "supuestamente en nombre de Gadafi", han comenzado a entablar contactos, aunque ella misma ha reconocido que podría ser "teatro". Clinton ha admitido que la forma en que se comporta el régimen de Libia es "un tanto impredecible".

Más información