Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varios países preparan la evacuación de Japón de sus ciudadanos

EE UU autoriza la salida de su personal y un primer avión con 100 pasajeros ha despegado rumbo a Taiwán.- Reino Unido, Francia, India, Colombia, México y España anuncian que están preparados para sacar del país a sus compatriotas por el riesgo nuclear

Las alertas internacionales por la crisis nuclear que amenaza Japón se disparan según pasan las horas y están provocando un éxodo de los extranjeros del país. Los gobiernos y las embajadas en Tokio de varios países europeos han recomendado a sus ciudadanos que abandonen la capital japonesa y el noroeste del país ante la situación de emergencia de la central de Fukushima, después del terremoto y el tsunami del viernes pasado.

Estados Unidos ha autorizado la primera evacuación de su personal en Japón, lo que afecta a unas 600 personas, según ha informado el Departamento de Estado, y un primer avión ha despegado ya del país con un centenar de pasajeros a bordo, con destino a Taiwán.

La Administración de Barack Obama toma decisiones más drásticas a medida que pasan los días y la crisis nuclear se agudiza sin solución aparente a la vista. Primero fue la advertencia a sus ciudadanos de que se alejaran al menos 80 kilómetros de la planta nuclear de Fukushima mientras que las autoridades japonesas situaban ese límite en sólo 20. Ahora es el envío de aviones para que quien lo desee pueda salir del país debido al alto nivel de radioactividad que existe en algunas zonas. El Pentágono también ha dado luz verde a los familiares de las tropas y de su personal destacado en Japón para que se vayan si lo desean y ha anunciado que va a trasladar a la zona un equipo de nueve especialistas en este tipo de crisis para asesorar al ejército japonés.

La alarma es cada vez mayor. El Departamento de Estado ha difundido una advertencia a sus ciudadanos para que eviten viajar a Japón y, para aquellos que viven allí y no pueden abandonar el país, les ha recomendado que viajen lo menos posible, que estén atentos a los cambios meteorológicos, sobre toda la dirección del viento, antes de salir de casa. Los ciudadanos norteamericanos que viven en el sur corren menos riesgo, pero de nuevo, el viento será determinante en cómo evoluciona la situación, ha informado Patrick Kennedy, alto cargo del Departamento. La secretaria de Estado norteamericana, de viaje por el norte de África, ha asegurado que Estados Unidos está analizando la situación en Japón "minuto a minuto". "Estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano para ayudar a los japoneses y sus heroicos esfuerzos para lidiar con este desastre", ha dicho Clinton.

El presidente Barack Obama se ha reunido esta tarde con el primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, con motivo de la festividad de San Patricio. Obama no ha contestado preguntas antes del encuentro pero ha indicado que hará declaraciones sobre Japón en unas horas.

Otros gobiernos como los de Reino Unido, Francia, Colombia, México y España han anunciado el envío de aviones a Tokio para repatriar a quienes quieran abandonar la capital voluntariamente, aunque sin llegar a hablar de una evacuación formal. La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha subrayado que se sacará del país a cualquier español que quiera salir y tenga dificultades para hacerlo. Para ello, el Gobierno tiene preparados aviones a la espera de la orden para emprender el vuelo a Tokio. Jimenez ha asegurado que no se ha localizado a ningún español en un radio de cien kilómetros de Fukushima, en el perímetro de riesgo.

Reino Unido ha dicho que va a fletar vuelos de Tokio a Hong Kong por unos 700 euros para los ciudadanos británicos. Además, quienes hayan resultado afectados directamente por el tsunami podrán viajar gratis. El embajador francés en Tokio, Philippe Faure, ha cifrado en medio millar el número de franceses que saldrán a lo largo de hoy, más otros 700 mañana, en dos vuelos especiales de Air France. "Teniendo en cuenta la posible evolución de la situación, se recomienda a los franceses en Tokio que abandonen la región hacia el sur del país o hacia Francia", informa el ministerio en su página web. India también ha puesto un Boeing con capacidad para 423 pasajeros a disposición de sus compatriotas que quieran retornar.

El Ministerio de Asuntos Exteriores alemán ha instado a sus ciudadanos residentes en el área metropolitana de Tokio a que abandonen la capital nipona ante el riesgo de una catástrofe nuclear. "Exteriores recomienda a todos los alemanes en la región de Fukushima y en la zona de Tokio-Yokohama que se trasladen a Osaka o, a través de esta ciudad, al extranjero", señala un comunicado oficial en la página web del ministerio

El Gobierno nipón, no obstante, asegura que no hay planes de ampliar el área de evacuación más allá del radio establecido de 20 kilómetros de la planta de Fukushima. El ministro portavoz, Yukio Edano, señaló que Japón "entiende" la recomendación de EEU U de que sus ciudadanos en un radio de 80 kilómetros de la central abandonen la zona, pero insistió en que por ahora el Gobierno no considera necesario ampliar el perímetro. Cerca de 200.000 personas fueron evacuadas los días pasados en un perímetro de 20 kilómetros en torno a la central de Fukushima, mientas a aquellas entre 20 y 30 kilómetros se les ha recomendado no salir de sus casas, cerrar las ventanas y no encender el aire acondicionado.