Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU cree que Gadafi tiene recursos suficientes para mantenerse en el poder

James Clapper, coordinador de los servicios de inteligencia, considera que el dictador libio tiene todavía un "largo recorrido por delante"

EE UU cree que Gadafi tiene recursos suficientes para mantenerse en el poder
EL PAÍS

Bajo las condiciones actuales, y si nada cambia a medio plazo, el coronel Muammar Gadafi cuenta con los recursos y el apoyo suficientes para mantenerse en el poder y resistir la ofensiva de los rebeldes que han tomado el este de Libia y han llevado al país a la guerra civil. Es la opinión que expresó este jueves en una audiencia del Comité de Servicios Armados del Senado James Clapper, que es director nacional de Inteligencia de EE UU, un cargo desde el que asesora directamente al presidente Barack Obama y coordina la inteligencia nacional.

"Creo que Gadafi tiene todavía un largo recorrido por delante", dijo Clapper en su comparecencia en el Capitolio. "No creo que tenga ninguna intención, a pesar de las especulaciones de los medios de comunicación sobre lo contrario, de marcharse. De todos los indicios con los que contamos, que estoy dispuesto a discutir solo a puerta cerrada, parece que se esté acomodando para ese largo recorrido".

Según Clapper, encargado de coordinar la información de que recaban las 16 agencias de inteligencia estadounidenses, Gadafi dispone de dos brigadas de tierra plenamente funcionales y "muy, muy leales al régimen", además de suficientes aviones para no ceder control del oeste del país, en donde se ha hecho fuerte. Su red de defensa aérea es equiparable a la de Egipto, que es la más potente del norte de África. Además ha revelado que Gadafi ha estado probando ataques aéreos en zonas rebeldes que han provocado víctimas civiles.

El escepticismo de Clapper llega en un momento en el que EE UU, como el resto de Occidente, debate hasta qué punto puede ayudar militarmente a los rebeldes armados y en un día en que el Departamento de Estado ha dejado de reconocer oficialmente a la embajada libia en Washington. Clapper ha tildado la tarea de derrocar a Gadafi de "extremadamente dura" y ha hecho notar que los leales al régimen atrincherado en Trípoli han comenzado a avanzar para retomar territorios conquistados por los rebeldes.