Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cinco jóvenes de Anonymous por los ataques en defensa de WikiLeaks

La investigación les relaciona con las acometidas contra las web de MasterCard, Visa y PayPal de finales de 2010.- Francia anuncia que también detuvo a un joven de 15 años en diciembre

La policía británica ha detenido a cinco jóvenes de entre 15 y 26 años supuestamente pertenecientes a la organización Anonymous por los ataques lanzados a final de año contra varias multinacionales que habían dejado de prestar servicios a WikiLeaks. Las detenciones se llevaron a cabo a primera hora de la mañana en Londres y en las regiones de West Midlands, Northamptonshire, Hertfordshire, Surrey y Londres. Los detenidos tienen 15, 16, 19, 20 y 26 años. El departamento de la gendarmería francesa encargada de los crímenes relacionados con la Red también ha anunciado hoy que en diciembre detuvo a un joven de 15 años pero lo mantuvo en secreto para no perjudicar las investigaciones de Reino Unido.

Según la Policía Metropolitana de Londres, las detenciones forman parte de "una investigación en marcha sobre Anonymous que empezó el año pasado a raíz de acusaciones criminales de ataques distribuidos de negación de servicio (DDoS, en sus siglas en inglés) realizado por un grupo contra varias compañías". Las detenciones son producto de una investigación conjunta con otras fuerzas de la UE y Estados Unidos.

Anonymous atacó las páginas electrónicas de MasterCard, Visa y PayPal después de que estas compañías suspendieran la prestación de servicios a financieros a WikiLeaks tras la filtración a varios periódicos mundiales de los papeles del Departamento de Estado.

Un miembro de Anonymous reconoció al Financial Times que la operación contra estos hackers se ha visto facilitada por el hecho de que algunos de los piratas informáticos han cometido el error de identificarse al acceder en el chat de la organización, "los muy estúpidos".

En diciembre, dos jóvenes neerlandeses de 16 y 19 años fueron también detenidos en relación con este caso. Eric Freyssinet, responsable de la investigación en Francia, ha destacado a la cadena de televisión TF1 la juventud de los implicados. Para él, es la ingenuidad de algunos de estos jóvenes lo que les empuja a seguir a Anonymous. "Tienen la impresión de hacer una buena acción, es decir, de cometer un acto heroico", opina Freyssinet, que añade que sus actos constituyen sin embargo "una infracción penal que puede conllevar cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa".