El Senado bloquea la medida estrella de Obama a favor de los homosexuales

La Cámara alta rechaza revocar la ley que impide a los gais servir en el Ejército si declaran su condición, aunque los partidarios de la medida anuncian que seguirán negociando para sacarla adelante antes de fin de año

Nuevo revés de Obama en el Congreso de EE UU. Los republicanos han bloqueado en el Senado la proposición de ley que incluye el levantamiento de la veda, en pie desde 1993, para que los homosexuales puedan servir en el Ejército sin ocultar su condición, una de las medidas estrella de la política interna del presidente, que ya desde su toma de posesión prometió avanzar en la equiparación de los derechos de gais y lesbianas a los del resto de la sociedad.

En la votación celebrada este jueves para revocar la ley conocida como Don't ask, don't tell (no preguntes y yo no te cuento), los demócratas solo reunieron 57 de los 60 votos necesarios para frenar las obstrucciones republicanas y limitar el debate de la medida, por lo que se agotan las posibilidades de que la medida pueda ser revertida en esta legislatura.

Más información
EE UU admite las solicitudes de ingreso de gais en el Ejército
Una juez ordena suspender la ley contra los homosexuales en el Ejército de EE UU
"No preguntes, no lo digas" y la promesa de Bill Clinton
Obama apoya a los homosexuales en el Ejército
EE UU inicia el cambio de la política hacia los gays en el Ejército

A principios de año, la Cámara de Representantes logró aprobar la anulación de la medida dentro de un amplio proyecto de ley de gastos de defensa pero, tras el bloqueo de ayer, no está claro que el Senado (la otra Cámara que debe refrendar las medidas en EE UU) pueda hacer lo mismo antes de que termine la actual sesión legislativa. Diciembre parece una fecha perentoria para asegurar el fin de la doctrina Don't ask, puesto que a partir de enero, cuando se constituyan las nuevas Cámaras salidas de los comicios legislativos de noviembre, los demócratas serán minoría en la Cámara de los Representantes y perderán buena parte de su representación en el Senado.

Continúan las negociaciones

Los defensores de la propuesta ya han asegurado que volverán a la carga y seguirán negociando para intentar aprobarla antes de final de año. Para ello se cuenta con senadores independientes como Joseph Lieberman, que ha declarado que al menos tres republicanos podrían apoyar el veto en una nueva votación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Obama se ha declarado "extremadamente decepcionado" por el frenazo a su plan y ha pedido a la Cámara alta que intente llegar a un acuerdo en los próximas semanas. La ley "perjudica nuestra seguridad nacional, disminuye nuestra preparación militar y viola principios estadounidenses fundamentales de igualdad, justicia e integridad", sostiene el presidente en el comunicado emitido tras conocerse el resultado de la votación.

Otra vía para revocar la ley del Don't ask es la judicial. En septiembre una juez federal ya la declaró inconstitucional e instó al Ejército a no aplicarla. Por las mismas fechas el Pentágono decidió temporalmente no vetar a nadie por su orientación sexual, aunque advirtió de que los gais podrían volver a tener que ocultarse dependiendo del desenlace del embrollo judicial.

El senador Joseph Lieberman comparece ante los medios tras la votación en la Cámara alta.
El senador Joseph Lieberman comparece ante los medios tras la votación en la Cámara alta.AP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS