Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desconvocada la marcha a Ceuta para reclamar su soberanía

La manifestación ha quedado aplazada sin fecha por "motivos logísticos", según sus convocantes

La marcha de Rabat a la frontera de Ceuta que algunas organizaciones políticas y sociales de Marruecos habían convocado para hoy para reclamar la soberanía de las plazas españolas en el norte de África ha sido suspendida. La manifestación ha quedado aplazada "sin fecha" por "motivos logísticos", según sus convocantes. Hakim Amrani, uno de los coordinadores de la manifestación, aseguró a EL PAÍS que la intención es retomar la marcha "en una fecha posterior" sin precisar, debido al "gran interés" que, según él han mostrado distintas "organizaciones de la sociedad civil" marroquí.

"La marcha, que será 100% pacífica, se celebrará sin duda", afirmó Amrani. El convocante aseguró que el acto "no cuenta con el apoyo del Gobierno marroquí", aunque su convocatoria, así como la de la manifestación por la soberanía de Ceuta y Melilla celebrada esta mañana ante la embajada española en Rabat, fue anunciada por la agencia oficial MAP. Esta manifestación, fuertemente vigilada por la policía marroquí, ha congregado a unas 200 personas, según los organizadores. La agencia Efe habla, no obstante, de un centenar de personas.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han afirmado que la situación en la frontera es la "normal", y suponen que la marcha se ha desconvocado por el escaso interés mediático que iba a tener en España tras la declaración del estado de alarma por la huelga salvaje de controladores aéreos. Además, el Gobierno marroquí había desplegado un dispositivo para impedir el paso de los manifestantes a unos 100 metros de su puesto fronterizo.

El pasado domingo, centenares de miles de personas participaron en otra marcha en Casablanca en contra de la política del Partido Popular (PP) hacia Marruecos y en defensa de la integridad territorial del país. La protesta, encabezada por el primer ministro, Abás El Fasi, discurrió por la avenida Mohamed VI, una de las principales arterias de la capital económica marroquí, y reunió a representantes de partidos políticos, centrales sindicales y de organizaciones de derechos humanos.

En la manifestación también se hizo referencia al conflicto del Sáhara, recrudecido tras el asalto, el 8 de noviembre, al campamento de protesta saharaui de Agdaym Izik erigido en las afueras de El Aaiún.

Ayer, el ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi-Fihri, compareció en el Parlamento Europeo para dar cuenta del asalto al campamento. El jefe de la diplomacia de Rabat aseguró que el desmantelamiento fue pacífico y atribuyó a la sociedad española un complejo de culpa por cómo se saldó la evacuación del Sáhara en 1975, informa Ignacio Cembrero.