Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Casi todos los detenidos en El Aaiún fueron apaleados", según Amnistía Internacional

"Casi todos los detenidos en El Aaiún han sido apaleados con mayor o menor intensidad". Donatella Rovera, investigadora de Amnistía Internacional, regresó el martes por la noche de la capital administrativa del Sáhara Occidental, donde estuvo cuatro días junto con otro experto de su organización.

Amnistía aún no ha elaborado su informe sobre el desmantelamiento, por las fuerzas de seguridad marroquíes, del campamento de protesta saharaui en las afueras de El Aaiún y los posteriores enfrentamientos en la ciudad.

Aún así, Rovera apunta por teléfono desde Rabat algunos datos recogidos en El Aaiún que coinciden y profundizan los que ya brindó la otra gran ONG de derechos humanos, Human Rights Watch, que publicó un primer informe urgente el viernes pasado.

Amnistía confirma el número de muertos civiles (dos) en los choques del 8 de noviembre en El Aaiún proporcionado por las autoridades marroquíes, aunque no puede ratificar la versión oficial de su fallecimiento. "Hay además dos desaparecidos", añade Rovera.

Entre los numerosos heridos hay "cuatro de bala en circunstancias confusas", explica la representante de Amnistía. "La gran mayoría de los heridos no acudieron al hospital por miedo a ser detenidos o a que se les impidiese al acceso", precisa.

Hay también 130 detenidos, de los cuales 118 serán juzgados por el tribunal penal de El Aaiún y 12 por la corte militar de Rabat. "A varios de ellos se les acusa de asesinato o de participación en asesinato", indica Rovera.

La investigadora no pudo entrar en la Cárcel Negra de El Aaiún, pero sí entrevistó a un buen puñado de detenidos saharauis que fueron liberados sin cargos o están en libertad provisional. "La casi totalidad fueron apaleados con mayor o menor intensidad", asegura Rovera.

La representante de Amnistía también recabó un testimonio directo sobre la reiterada violación de una mujer saharaui por agentes de las fuerzas del orden.

Rovera no se atreve a dar una cifra de casas y tiendas pertenecientes a saharauis que fueron saqueadas por, presuntamente, civiles marroquíes. "Son numerosas en barrios como Hay Mattala y en la avenida Smara", señala.

Los saqueos fueron perpetrados por civiles "en presencia o sin que estuvieran muy lejos las fuerzas de seguridad, que en ningún momento intervinieron", sostiene Rovera. Confirma así las denuncias formuladas por numerosas familias saharauis.

Los dos investigadores de Amnistía "fueron seguidos las 24 horas y de manera ostentosa por agentes marroquíes". Ninguno de los interlocutores saharauis con los que se entrevistaron padeció, sin embargo, represalias después de brindar su testimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010