NUEVA ALERTA TERRORISTA

Detenidas en Yemen dos mujeres relacionadas con los paquetes bomba enviados a EE UU

Las sospechosas, madre e hija, ha sido arrestadas en una vivienda de Sanaa.- Estados Unidos y Dubai ven la mano de Al Qaeda en la acción

Las fuerzas de seguridad yemeníes han detenido a dos mujeres por el envío de los paquetes con material explosivo interceptados el viernes en aviones en ruta hacia Estados Unidos. Las mujeres, madre e hija, han sido detenidas en una vivienda de Sanaa. La hija fue localizada por los servicios de inteligencia estadounidenses, que la habían identificado por el número de teléfono móvil que dejó como contacto en la empresa de transportes.

Las autoridades no han dado a conocer el nombre de la hija, aunque el abogado que se encarga de su defensa, Abdel Rahman Burman, ha precisado que se trata de una estudiante universitaria de 22 años "sin aparente relación con grupos políticos o religiosos". "Me preocupa que la chica sea una víctima, porque no tiene sentido que una persona que pueda planear este tipo de operaciones dé su teléfono o su carné de identidad a una empresa de transportes", ha subrayado en referencia a los datos que supuestamente llevaron a su identificación.

Más información

Los paquetes sospechosos, encontrados en aeropuertos de Dubai y Reino Unido, eran dos bombas que podían haber estallado de no haber sido interceptadas. Los explosivos eran lo suficientemente potentes como para hacer que se estrellara el avión en el que fueran detonados. Así se desprende de las investigaciones dadas a conocer ayer por las policías de Londres y Dubai. Esta última responsabilizó a Al Qaeda de la intentona. En el mismo sentido se pronunció la secretaria de Seguridad Nacional de EE UU, Janet Napolitano, quien aseguró que los paquetes llevan "la marca de Al Qaeda".

La investigación, puesta en marcha tras una alerta de los servicios secretos de Arabia Saudí, también es un nuevo aviso del peligro que representa la creciente inestabilidad de Yemen, el país del que partieron los envíos y cuyo descontrol permite actuar a ese grupo terrorista. "Puedo confirmar que el artefacto era viable y podía haber explotado. El objetivo podía haber sido un avión y hacerlo estallar en vuelo, lo que podría haber hecho que el aparato se estrellara", declaró la ministra de Interior británica, Theresa May.

Los dos paquetes bomba interceptados -uno en un avión de cargo de UPS en el aeropuerto de East Midlands, a 200 kilómetros de Londres, y el otro llegado a Dubai en un avión de la compañía FedEx- estaban dirigidos a sinagogas de Chicago (EE UU).

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Las imágenes difundidas por la policía de Dubai muestran una impresora, rodeada de ropa y otros enseres personales de aspecto corriente, un envío más de los miles que las empresas de transporte rápido trasladan a diario de una parte a otra del mundo. Pero bajo su apariencia inocente, el cartucho de tinta de la máquina contiene un polvo blanco que los artificieros del emirato han identificado como pentrita, o pent, un potente explosivo cuyo nombre científico es tetranitrato de pentaeritritol, que puede activarse tanto por calor intenso como por un detonador. "La forma de actuar tiene características similares a las de ataques anteriores llevados a cabo por organizaciones terroristas como Al Qaeda", según el comunicado policial difundido por la agencia Wam.

Antecedentes

La pentrita fue empleada por el conocido como el terrorista de los calzoncillos, un nigeriano que el 25 de diciembre del año pasado intentó atentar contra un avión estadounidense que hacía la ruta entre Ámsterdam y Detroit. El hombre, que llevaba el explosivo camuflado en su ropa interior, sufrió quemaduras graves. Esa misma sustancia se encontró en los zapatos del británico Richard Reid, que en 2001 intentó sin éxito prenderlos durante un vuelo entre París y Miami.

En esta ocasión, el explosivo estaba conectado a un circuito eléctrico que llevaba una tarjeta sim escondida dentro de la impresora, lo que hubiera permitido hacerlo estallar con una simple llamada. Según la policía, la bomba estaba preparada de "forma profesional" y, aunque su montaje requiere escasos conocimientos técnicos, puede resultar altamente mortífero.

"La rápida reacción policial ha permitido frustrar un potencial atentado terrorista en el lugar al que se dirigía el paquete", aseguraba el comunicado. La policía también reconocía haber recibido una pista del extranjero sin especificar de qué país, pero el presidente de EE UU, Barack Obama, agradeció ayer la colaboración de Arabia Saudí.

Detalles de la impresora cargada con explosivo encontrada por la policía de Dubai.
Detalles de la impresora cargada con explosivo encontrada por la policía de Dubai.AFP / EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción