Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los paquetes bomba destinado a EE UU pudo viajar en dos aviones de pasajeros

Alemania, Francia y Reino Unido suspenden los vuelos de carga procedentes de Yemen.- Ponen en libertad condicional a las dos mujeres sospechosas de enviar los paquetes

Uno de los dos paquetes bomba dirigidos a Estados Unidos y procedentes de Yemen que fueron interceptados el pasado viernes pudo viajar en dos aviones de pasajeros, según ha informado hoy un portavoz de la aerolínea Qatar Airways, a la cadena CNN. Se trata del paquete que fue detectado en Dubai, en los Emiratos Arabes Unidos. La compañía Qatar Airways tiene vuelos de pasajeros diarios de Yemen que también suelen embarcar paquetes de servicios de mensajería. El portavoz no ha especificado en qué vuelos fue transportado el paquete con explosivos, ni cuantos pasajeros viajaron con el artefacto, oculto en el cartucho de tinta de una impresora, informa Efe.

Las autoridades de los países relacionados con este envío continúan analizando detalles del atentado frustrado y adoptando medidas de protección. Alemania ha decidido suspender los vuelos de carga procedentes del Yemen , tras revelarse que uno de los dos paquetes bomba pasó por la ciudad de Colonia, desde donde fue transferido en otro avión hacia Reino Unido. Berlín se une así a Reino Unido, que adoptó la medida el viernes tras una reunión de urgencia de su Gobierno , y Francia, que hizo lo mismo ayer por la tarde.

"El Gobierno alemán ha decidido la suspensión inmediata de todos los vuelos de carga hacia Alemania", según ha anunciado el ministro del Interior, Thomas de Maizière al dominical Bild am Sonntag . Ayer, Maizière había asegurado que no había motivos concretos para reforzar las medidas de seguridad, pero la situación que cambió tras revelarse que el paquete bomba detectado en el aeropuerto de East Midlands (norte de Inglaterra) había pasado por territorio alemán.

Según revela Bild am Sonntag, las autoridades inglesas recibieron una alerta del Departamento de Investigaciones de lo Criminal de la policía alemana (BKA) informándoles del paquete sospechoso en un vuelo de carga. El BKA había recibido a su vez informaciones al respecto de Arabia Saudí , pero no pudo detener a tiempo el transporte de UPS y el paquete siguió vuelo de Colonia hacia ese aeropuerto inglés.

El asesor antiterrorista de la Casa Blanca, John Brennan, ha alertado esta mañana de que podría haber más paquetes bomba (como los interceptado), con destino a Estados Unidos. "Sería muy imprudente de mi parte y de la de otros en la comunidad antiterrorista aquí y en el extranjero asumir que no hay otros" paquetes, ha señalado Brennan en el programa State of the Union de CNN. El Gobierno estadounidense está trabajando con las pruebas de inteligencia recolectadas y por motivos de seguridad las compañías de transporte FedEx y UPS han suspendido todas sus operaciones desde Yemen. Por su parte, Israel ha elevado la alerta en sus delegaciones en el extranjero y advertido a las instituciones israelíes y judías que hagan lo mismo ante posibles intentos de ataques.

Dos detenidas ya puestas en libertad en Yemen

Las fuerzas de seguridad yemeníes detuvieron a dos mujeres por el envío de los paquetes con material explosivo. Las mujeres, madre e hija, fueron detenidas en una vivienda de Sanaa. La hija fue localizada por los servicios de inteligencia estadounidenses, que la habían identificado por el número de teléfono móvil que dejó como contacto en la empresa de transportes, informa Ángeles Espinosa desde Dubai.

Pero las dos detenidas ya han salido de prisión en libertad condicional desde la tarde del domingo, según fuentes oficiales. Al parecer la joven habría sido víctima de un delito de suplantación de la identidad. Cuando el trabajador de la empresa de transportes acudió a comisaría para identificar a la joven, este dijo que no era la persona con la que había tratado. "Las autoridades concluyen que es un caso de robo de identidad por una persona que conocía al detalle el nombre comnpleto, la dirección y el teléfono" de la chica ya liberada, ha declarado un oficial yemení a la agencia Reuters.

La misma tarde de domingo decenas de personas se concentraron frente a la facultad de Ingeniería de la Universidad de Saná para pedir su liberación.

Las autoridades no han dado a conocer el nombre de la hija, aunque el abogado que se encarga de su defensa, Abdel Rahman Burman, ha precisado que se trata de una estudiante universitaria de 22 años "sin aparente relación con grupos políticos o religiosos", y antes de la libración de su clienta no se mostraba muy convencidos sobre la validez de los datos que la habían llevado a prisión. "Me preocupa que la chica sea una víctima, porque no tiene sentido que una persona que pueda planear este tipo de operaciones dé su teléfono o su carné de identidad a una empresa de transportes", subrayó en referencia a los datos que supuestamente llevaron a su identificación.

Los paquetes sospechosos, que estaban dirigidos a sinagogas de Chicago, eran dos bombas que podían haber estallado de no haber sido interceptadas. Los explosivos eran lo suficientemente potentes como para hacer que se estrellara el avión en el que fueran detonados. Fueron enviados por las empresas de mensajería estadounidenses UPS y FedEx, y se cree que Al Qaeda, que actúa desde Yemen, está detrás de esta operación. El primero fue localizado y desactivado en el aeropuerto británico de East Midlands, en un avión de UPS, y el segundo en un contenedor de FedEx en un avión qatarí que había hecho la ruta Sanaá-Doha-Dubái.