Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autoridades holandesas sospechan que los dos yemeníes detenidos preparaban un atentado

Los fiscales consideran posible su participación en los preparativos de un acto terroristas.- En el equipaje había cuchillos además de relojes y teléfonos móviles pegados entre sí

Las autoridades holandesas mantendrán detenidos a los dos súbditos yemeníes arrestados en el aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol por considerar posible su participación en los preparativos de un atentado. Se trata de Ahmed Mohamed Nasser al-Soofi y de Hezam al Murisi, procedentes de Chicago. Expertos holandeses en terrorismo no descartan que pueda tratarse de un ensayo en el que hayan participado otras personas. También señalan la proximidad del aniversario del 11-S y el arranque de las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes como contexto de la supuesta conspiración. En el plazo de seis días deberán comparecer ante los jueces que decidirán si se abrirá proceso en su contra o serán extraditados. La Casa Blanca ha aclarado que los dos hombres no figuran en la lista de terroristas de los servicios de inteligencia de EE UU.

Al Soofi ya había despertado las sospechas del servicio de seguridad aérea en Birmingham (Alamaba), desde donde había llegado en un vuelo anterior. Su vestimenta era muy voluminosa, y una vez registrado, le encontraron 7.000 dólares en efectivo (casi 6.000 euros).

En una de sus maletas, los agentes hallaron un teléfono móvil sujeto a una botella de un medicamento. También había metido otros tres teléfonos portátiles pegados entre sí, tres cuchillos de grandes dimensiones y varios relojes. La cadena televisiva estadounidense ABC ya apuntó la pasada madrugada que puede tratarse de "un ensayo de atentado terrorista".

"No constituía un peligro en sí mismo"

A pesar de su dudoso equipaje, Al Soofi pudo continuar viaje a Holanda. Según portavoces del aeropuerto de Chicago, "lo encontrado no constituía un peligro en sí mismo, ni tampoco había explosivos". De todos modos, un agente de la policía estadounidense viajó de incógnito en el mismo vuelo hasta Ámsterdam.

Cuando se vio que la maleta en cuestión seguía ruta a Washington, con enlaces posteriores en Dubai y Yemen, pero Al Soofi se dirigía a Ámsterdam, las autoridades holandesas fueron alertadas. En el avión con destino al aeropuerto de Schiphol, el sospechoso se reunió con Al Murisi.

La pasada Navidad, Umar Farouk Abdulmutallab, un ciudadano nigeriano, fue arrestado por haber intentado detonar una bomba escondida en su ropa interior a bordo de un vuelo Ámsterdam-Detroit. El avión aterrizó sin problemas después de que el sospechoso, que sufrió quemaduras en las piernas, fuera reducido por los demás pasajeros y la tripulación.

EE UU duda que los detenidos planearan un atentado terrorista

Las autoridades de EE UU han mostrado hoy dudas de que los dos yemeníes detenidos en el areopuerto de Ámsterdam estuvieran conspirando para realizar actos terroristas. Según fuentes estadounidenses, las investigaciones realizadas hasta ahora de Ahmed Mohamed Nasser al Soofi y Hezam al Murisi desvelan que ambos no se conocían y que no estarían poniendo a prueba la seguridad aérea.

Al Soofi volaba desde Birmingham, Alabama, hacia Chicago mientras que Al Murisi lo hacía desde Memphis, Tennessee. Ambos tenían previsto un trasbordo a un vuelo al aeropuerto internacional de Dulles en Washington y de allí a Dubai, según una fuente estadounidense.

Sin embargo, ambos perdieron el vuelo en Chicago y fueron reembarcados en el mismo avión con destino a Ámsterdam, según otra fuente. El equipaje de Al Soofi logró llegar a Dulles, pero fue extraído del vuelo hacia Dubai antes de que despegara, ha agregado.

"Este caso está siendo investigado, pero por ahora, estos dos pasajeros no han sido acusados de ningún delito en los Estados Unidos", ha dicho el Departamento de Seguridad Interior en un comunicado, en el que alerta además de evitar cualquier conclusión apresurada.

Más información