Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Consciente estoy de mi próximo fallecimiento y lo considero un honor"

Guillermo Fariñas acusa a los hermanos Castro de su muerte y de estar preparando a la prensa internacional para cuando ocurra

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde hace más de cuatro meses, ha dictado un comunicado en el que habla de su próxima muerte y culpabiliza de ella a los hermanos Castro. "Consciente estoy de mi próximo fallecimiento y lo considero un honor pues trato de salvarles la vida a los 25 presos políticos y de conciencia, que la patria los necesita como líderes. Los únicos responsables de mi futuro deceso son los hermanos Fidel y Raúl Castro".

Fariñas ha emitido la nota en respuesta a una entrevista en el periódico Granma a Armando Caballero, jefe de los Servicios de Terapia Intensiva del hospital de Santa Clara donde se encuentra hospitalizado. En ella, Caballero criticaba la actitud de Fariñas desde un punto de vista médico y destacaba el coste de su hospitalización. El disidente alega que dicha entrevista ha sido utilizada por el Gobierno para preparar "a los medios de prensa internacional" para su "futuro fallecimiento".

"Quiero morir en mi patria ante las narices de los dictadores que poseen las pistolas, fusiles, cañones y bombas. Sólo tengo la moral de ser del pueblo de abajo, engañado y sometido durante 51 años por los que poseen las armas, la violencia y las leyes totalitarias y que desgobiernan desde arriba", continúa Fariñas, que defiende al resto de componentes del equipo médico que lo atiende. El disidente dice confiar en ellos y que por ello ha rechazado las diferentes ofertas que le han hecho para tratarse en otros países.

Con respecto a la entrevista de Granma, Fariñas alega que se ha obviado explicar el motivo por el que el 24 de febrero comenzó su huelga de hambre y que es pedir "licencias extrapenales para 25 de los 26 presos políticos que se encuentran en las cárceles de Cuba como presos de conciencia y en delicado estado de salud".

El comunicado de Fariñas se ha hecho público horas antes de la llegada a Cuba del ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, que ha acudido al país para "acompañar" el proceso de diálogo entre Iglesia y Estado y ayudar a la excarcelación de los presos políticos.