Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos aéreo en Europa

El entierro de Kaczynski será el domingo aunque no asistan líderes mundiales

El cardenal Angelo Sodano oficiará la exequias mientras prosiguen las protestas por la decisión de enterrarle en el castillo de Wawel

El caos en el tráfico aéreo europeo causado por una nube de ceniza despedida por un volcán de Islandia no alterará "el guión" de las exequias fúnebres del presidente polaco, Lech Kaczynski, y de su esposa María, que tendrán lugar tal y como estaba previsto este domingo con toda solemnidad en el castillo de Wawel, en Cracovia. El portavoz presidencial, Jacek Sasin, ha informado de la decisión de mantener la fecha de las exequias de la pareja, muerta el sábado en accidente aéreo junto a otras 94 personas, aunque los líderes mundiales no puedan acudir. "La familia del matrimonio Kaczynski no quiere retrasar más la fecha del entierro", ha explicado Sasin.

Los principales aeropuertos de Polonia, incluyendo el de Balice en Cracovia, permanecen cerrados al tráfico aéreo debido a las cenizas del volcán islandés, según informa la Agencia Aeroportuaria de Polonia. La situación puede empeorar en las próximas horas e impedir la llegada de los jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, entre ellos el presidente estadounidense, Barack Obama, el de Rusia, Dimitri Medvedev, o el rey Juan Carlos de España. La Conferencia Episcopal polaca ha anunciado en un comunicado que el cardenal italiano Angelo Sodano oficiará los funerales.

Controversia por el lugar elegido para el entierro

Mientras tanto, continúan las protestas contra la decisión tomada por el cardenal cracoviano Stanislaw Dziwisz de que Wawel sea la sede de la tumba de los Kaczynski, ya que muchos ciudadanos están indignados porque un político de su perfil pueda ocupar un lugar allí. Los féretros reposarán en una urna de alabastro de color miel en la cripta de la catedral de San Estasnislao y San Wenceslao de la fortaleza. Esta decisión ha abierto una fuerte polémica en Polonia y en la propia Cracovia, donde las últimas tres noches se han producido manifestaciones contrarias al entierro en Wawel, lugar donde están enterrados reyes y grandes personalidades polacas, que elevará a Kaczynski al grado de héroe nacional que, según dicen, no se merece.

Son muchos los polacos quienes consideran equivocada la decisión tomada por el cardenal cracoviano Stanislaw Dziwisz de que Wawel sea la sede de la tumba de los Kaczynski, ya que opinan que un político de su perfil no se merece reposar en lo que se tiene por el Olimpo de Polonia. Mientras tanto, se ultiman los preparativos para el homenaje que se celebrará este sábado en la plaza de Pilsudski, junto a la Tumba del Soldado Desconocido, en pleno centro de Varsovia y al que se espera que acudan hasta un millón de personas, según datos de la propia alcaldía de la capital polaca. La curia de Varsovia ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que asistan a los numerosos oficios que tendrán en todas las parroquias de la ciudad y a sumarse al homenaje principal en el centro de la capital.

Sin embargo, hasta el momento sólo han sido repatriados 67 de los 96 cuerpos de las víctimas de la tragedia de Smolensk, entre ellos los del matrimonio Kaczynski, el último presidente de Polonia en el exilio, Ryszard Kaczorowski, el obispo Tadeusz Ploski, y el presidente del Instituto para la Memoria Nacional, Janusz Kurtyka. Los cuerpos de otras seis víctimas que debían haber sido repatriados hoy permanecen en Moscú, después de que se anunciara el cierre del aeropuerto de Varsovia por la nube volcánica, mientras está pendiente aún la identifiación de los últimos 20 cadáveres. Entre tanto, las autoridades locales han decretado la ley seca y la prohibición de vender bebidas alcohólicas el sábado en Varsovia y el domingo en Cracovia con motivo de los distintos oficios fúnebres.

Finalmente, la madre de los gemelos Kaczynski, Jadwiga Kaczynska, sigue sin saber que su hijo y presidente de Polonia, Lech Kaczynski, murió el pasado sábado en la tragedia aérea de Smolensk, y no estará en el entierro previsto para este sábado en Cracovia. "¿Donde esta mi hijo?", pregunta la madre de los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, quien "no se encuentra en condiciones de abandonar el hospital", explica a la emisora RMF FM el portavoz del partido conservador Ley y Justicia y formación fundada por los Kaczynski, Adam Bielan. La madre de Lech y Jaroslaw Kaczynski se encuentra en un delicado estado de salud y permanece desde hace semanas hospitalizada y conectada a varios aparatos, lo que hace conveniente ocultarle las graves noticias que podrían hacerla empeorar.