Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conmoción en Polonia

Polonia de luto por la muerte de su presidente

Lech Kaczynski, junto a un grupo de personalidades del Gobierno, muere en un accidente aéreo en Rusia

La noticia ha dejado a los polacos sin palabras. Miles de personas se han acercado a la sede del palacio presidencial a lo largo del día para orar, cantar o llorar a su presidente, Lech Kaczynski , quien falleció junto a su esposa y otros miembros del Gobierno en un accidente aéreo en el oeste de Rusia .

El Tupolev-154 en el que viajaba Kaczynzki para participar en los actos conmemorativos de la matanza de polacos en el poblado ruso de Katyn se ha estrellado a primera hora con sus 97 ocupantes, en lo que ha sido considerado "la mayor tragedia de Polonia desde la Segunda Guerra Mundial".

El frente del palacio presidencial en Varsovia se ha convertido en una alfombra de flores y velas, en medio de cientos de polacos que de pie o de rodillas, algunos arropados por la bandera nacional, lloran y rezan por su líder. Incluso, algunos niños han colocado dibujos y sus juguetes como forma de rendir tributo.

Muchos no son partidarios del presidente, pero querían presentar sus respetos a quien ha sido uno de lo políticos más polémicos de Europa.

"Esto es como un sueño, estoy destrozado por esta tragedia", ha dicho el estudiante de bachillerato Tomasz Kleszcz. "Nunca estuve de acuerdo con el presidente... no creo que estaba haciendo un buen trabajo, pero por encima de todo era un hombre".

Bronislaw Komorowski, presidente de la cámara baja del Parlamento polaco y presidente en funciones, ha dicho que todo el país está unido en honor a Kaczynski, quien falleció a los 60 años.

"Ante esta tragedia, nos mantenemos todos unidos", ha afirmado. "No hay derecha o izquierda, no hay diferencias, no hay divisiones. Estamos todos juntos con nuestro mensaje de condolencias a las familias de aquellos que murieron cerca del aeropuerto de Smolensk".

Los sacerdotes han organizado grupos de oración, mientras niños y niñas exploradores han ayudado a colocar las velas, flores y coronas fúnebres frente a una inmóvil guardia de honor frente al palacio presidencial.

Se han abierto seis libros de condolencias sobre las fotos de la pareja presidencial, en donde cientos de personas ya han dejado su mensaje, obituario, oraciones y poemas, muchos en idiomas extranjeros.

"Nunca fui un fan de su política, pero estoy asolado por la pérdida. Me siento vacío por dentro", reza uno de los mensajes.

Un país en duelo

Los polacos viven ahora un doble duelo: la muerte del presidente y su esposa, entre varias personalidades como el Jefe del Estado Mayor y el del Banco Central, y la de unos 22.000 soldados polacos asesinados por la policía secreta estalinista en los bosques de Katyn , hace ya 70 años.

"Estoy deshecha. Dos grandes tragedias se han juntado. Esto no se puede expresar con palabras", ha escrito la diseñadora de modas Ewa Robaczewski.

La matanza de prisioneros de guerra e intelectuales polacos pocos meses después de que la Alemania nazi y Stalin se repartieron Polonia es un símbolo perdurable del sufrimiento de los polacos bajo el gobierno totalitario soviético .

"El mejor presidente que hemos tenido ha fallecido. Su misión de dar a conocer al mundo sobre Katyn se ha cumplido de esta manera tan trágica", ha dicho el actor Bartosz Morawski.