Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kirguizistán, país clave para la guerra de Afganistán

El país centroasiático alberga bases aéreas rusas y estadounidenses

- Kirguizistán es un país montañoso que limita con la República Popular China, Kazajistán, Uzbekistán y Tayikistán en el centro de Asia.

- La mayoría de sus 5,3 millones habitantes son musulmanes que hablan kirguiz ( una lengua túrquica) y ruso, los dos idiomas oficiales. Desde la década de los noventa viven en situación de pobreza tras el colapso de su economía.

- El año pasado la economía creció 2,3%, después de registrar un crecimiento de 8,4% el año anterior, debido a la crisis económica mundial.

- Los trabajadores itinerantes, que laboraban principalmente en Rusia, eran las fuentes clave de los ingresos en moneda extranjera del país. Pero los propios problemas de Rusia han dejado a muchos de ellos sin empleo o trabajando por menos sueldos.

- En marzo, Kirguizistán conmemoró cinco años de la protesta violenta que llevó al poder al actual presidente Bakiyev.

- En medio de una creciente oleada de malestar social, Bakiyev ha sido acusado de no combatir la amplia corrupción que acosa a su Gobierno y que está fomentando la pobreza en el país. Asimismo, en los últimos meses grupos internacionales de derechos humanos han acusado a las autoridades de perseguir a las voces disidentes en el país.

Relaciones con EE UU

- Kirguizistán fue el objetivo de incursiones de las guerrillas islámicas en 1999 y 2000. Por eso que acogió con gusto la campaña de Washington para derrocar a los talibanes en Afganistán e invitó a las fuerzas estadounidenses a lanzar operaciones militares desde su territorio.

- El país alberga bases aéreas rusas y estadounidenses. Las fuerzas de EE UU establecieron su sede militar cuando derrocaron el Gobierno taliban a finales de 2001 y utilizaron la base de Manas para respaldar las operaciones en Afganistán.

- El Parlamento de Kirguizistán votó en febrero de 2009 a favor de cerrar la base estadounidense, después del compromiso ruso de otorgar 2.000 millones de dólares en ayudas y créditos.

- Washington pagó posteriormente 180 millones de dólares al Gobierno de Biskek para mantener abierta la base .

- El general estadounidense David Petraeus, jefe del comando central de EE UU para Oriente Medio en Afganistán e Irak, se reunión con los líderes kirguiz el mes pasado, un día después de que Washington anunciara que construirá un centro antiterrorismo en su territorio. La visita de Petraeus causó cierto malestar en Moscú, que considera a Kirguizistán como parte de su esfera de influencia. La presencia de las bases de los dos países ha pasado a simbolizar la rivalidad entre ambos en la región.