Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ejecutivos de la quebrada Yukos demandan al Gobierno ruso por casi 72.000 millones

Comienza la vista en el Tribunal de Derechos Humanos de Estraburgo por el desmantelamiento y liquidación del gigante petrolero ruso

Ex ejecutivos de la quebrada empresa Yukos han levado hoy a Rusia al principal tribunal de derechos humanos de Europa, en donde han demandado al Kremlin por casi 72.000 millones de euros por haber realizado con la petrolera una "expropiación maquillada ilegal y arbitraria". En caso de ganar, los fondos serán distribuidos a los ex accionistas de Yukos y otros "socios", según los demandantes, entre ellos varios ex directivos estadounidenses de la firma.

Yukos presentó el 23 de abril de 2004 una demanda contra Rusia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo (noreste de Francia), que fue parcialmente aceptada el 29 de abril de 2009.

Yukos afrontó las primeras acusaciones de fraude fiscal en 2002 y fue finalmente liquidada en 2007. Sin embargo, sus ejecutivos afirman que fue el blanco de las autoridades rusas y fue sacada del negocio ilegalmente.

Durante la vista celebrada en Estraburgo, Piers Gardner, abogado de Yukos, ha asegurado que "no existen precedentes" del control "injusto" que hizo, a partir de 2002, el Gobierno ruso sobre el consorcio petrolero y ha afirmado que "no se ha ocultado nada" desde entonces.

Yukos fue fundada por el Gobierno ruso en 1993 y privatizada en esa década. A finales de 2002, la petrolera fue objeto de varios procesos y controles fiscales y fue declarada "culpable de fraude fiscal reiterado". La acusación se concretó entre 2000 y 2003, período en el que Yukos recurrió a un "plan de optimización fiscal ilegal". Por ello, fue obligada a pagar impuestos atrasados, intereses de demora y diversas multas.

Después de la venta de OAO Yuganskneftegaz, la filial más rentable de la sociedad demandante, Yukos fue declarada en quiebra el 4 de agosto de 2006 y liquidada el 12 de noviembre de 2007.

Gardner ha recordado que los intereses de demora "no estaban permitidos" por la ley fiscal rusa y que las multas fiscales impuestas fueron "desproporcionadas". Además, el abogado ha asegurado que "si se hubieran descongelado los activos de Yukos, se habría recuperado la situación" y la sociedad habría salido adelante.

Rusia se defiende

El ex dueño de Yukos, Mijaíl Jodorkovsky, en su momento el hombre más rico de Rusia , cumple ocho años de prisión por fraude y evasión fiscal y se enfrenta a otros 22 años si es condenado en otro juicio actualmente en desarrollo en Moscú.

El Estado ruso estuvo representado en la vista por la cifra récord de 23 abogados. Georgy Matyuskin, uno de los letrados del Kremlin, ha dicho que la venta de Yukos había servido para liquidar su deuda y ha pedido a los siete jueces de la Sala Quinta del Tribunal que rechazaran la demanda, ya que "ningún artículo del convenio ha sido violado".

Otro de los abogados de Moscú, Michael Swainston ha dicho que el "fraude" de Yukos había sido "colosal" -el fraude fiscal alcanzó los 12.000 millones de dólares- y ha acusado a la petrolera de haber recibido "regalos ilegales" de sus filiales, que en algún caso fue de 77 millones de euros.

Estrasburgo ya condenó a Rusia el 22 de diciembre de 2008 por el "trato inhumano y degradante" contra el ex vicepresidente de Yukos, Vasili Alexanián, y por no proteger suficientemente su salud. Tras la vista, la Sala comenzó la deliberación, que culminará en una sentencia que se publicará en los próximos meses.