Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Washington vigila la seguridad europea

Expertos de EE UU participan en la reunión de la UE sobre medidas antiterroristas.- Los Veintisiete acordarán la adopción generalizada de los escáneres corporales

Washington ha decidido vigilar muy de cerca lo que hace Europa para reforzar la seguridad aeroportuaria. Tanto es así, que especialistas de EE UU han participado por primera vez en la reunión de expertos europeos que ayer se ha celebrado en Bruselas para debatir el uso de nuevas medidas de control, como los polémicos escáneres corporales Tanto autoridades de Estados Unidos como de Holanda se han ocupado de dar información muy precisa de qué fue lo que falló para que un terrorista nigeriano de Al Qaeda estuviese a punto de volar en Detroit un avión de Northwest Airlines procedente de Ámsterdam el pasado 25 de diciembre.

Tras el atentado fallido, la preocupación estadounidense por la seguridad aérea ha crecido enormemente y en el punto de mira están muchos países de la UE, los más afectados por el tráfico aéreo que transporta a miles de pasajeros en 800 vuelos diarios a través del Atlántico norte con rumbo a EE UU. Los aeropuertos europeos son los principales enlaces de los vuelos procedentes de Oriente Próximo y África con destino a las ciudades estadounidenses. Un paso sobre el que las autoridades de Estados Unidos están deseosos de que haya más vigilancia.

Por ello, la Comisión Europea está elaborando una norma sobre el uso de escáneres corporales en los aeropuertos que tendrá en cuenta "las condiciones para el uso de tal tecnología, en particular las relativas a la privacidad, la protección de datos y la salud". La posición de la Comisión, que deja abierta la puerta al uso de escáneres corporales pero sin precisar las condiciones, se formalizó tras la reunión del comité de expertos.

El comité de la Unión ha acordado "unánimemente subrayar la necesidad de adoptar un enfoque europeo para tratar la situación de la seguridad, incluyendo el uso de tecnología de la imagen, comúnmente conocida como escáneres corporales, como uno de los medios para examinar a los pasajeros", según un comunicado emitido tras el debate.

El Ejecutivo comunitario, actualmente en funciones, ha evitado un pronunciamiento más concreto a la espera de que el Parlamento Europeo apruebe la constitución de la nueva Comisión Europea el próximo mes y también con la esperanza de que se supere la división entre los distintos Estados miembros y las reticencias expresadas por la propia Eurocámara. Se da la circunstancia de mientras algunos países apuestan decididamente por el uso de escáneres corporales, como Reino Unido, Holanda e Italia, el Parlamento Europeo ha puesto a la venta los seis equipos para este tipo de control que adquirió en 2005 por 725.000 euros. En octubre de 2008, los eurodiputados se opusieron a una normativa europea que autorizaba el uso de escáneres corporales.

El comisario de Transportes, Antonio Tajani, ha vuelto a abogar por una normativa común en la UE sobre el uso de los escáneres. "Es mejor", ha dicho, "tener un reglamento europeo en lugar de dejar la decisión a cada Estado miembro". Tajani ha precisado: "Si no hay problemas para la salud o las libertades fundamentales, no descarto que el nuevo comisario de Transportes presente algo sobre esta materia".

Miguel Ángel Moratinos, ministro de Exteriores de España, que ostenta la presidencia de turno de la UE, ha señalado por su parte que se trata de una cuestión que se debe "tratar dentro del marco europeo". Moratinos, que se sumó a la posición que ya habían expresado José Blanco y Alfredo Pérez Rubalcaba, titulares españoles de Fomento e Interior, respectivamente, añadió que la cuestión de los escáneres "se inscribirá en el orden del día de la primera reunión de ministros de Justicia e Interior europeos", que "evaluarán el mejor método para garantizar la seguridad de los ciudadanos".

También en esta reunión está prevista la participación de EE UU al máximo nivel. En efecto, en la primera reunión de ministros de Interior y Justicia de la UE, que tendrá lugar en Toledo entre los próximos 20 y 22 de enero, asistirá la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Janet Napolitano, invitada por la presidencia española. Su participación ha sido también requerida por la Comisión Europea.Las iniciativas de reforzar las medidas de seguridad mediante el uso de escáneres corporales siguen la senda marcada por Estados Unidos, Reino Unido y Holanda, pero no existe todavía un consenso claro.

Ayer, Italia se ha unido a estos países. El ministro de Interior italiano, Roberto Maroni, ha anunciado la instalación de este tipo de aparatos de tecnología de la imagen en los aeropuertos Leonardo de Vinci en Roma, Malpensa de Milán y en el Marco Polo en Venecia. Sin embargo, en algunos países como Alemania y Bélgica existen serias reticencias sobre el uso de estos instrumentos sin verificar previamente si suponen una violación de la intimidad de los viajeros.