Las FARC muestran pruebas de vida de dos secuestrados

Javier Solórzano, mayor de la policía, y el cabo del Ejército Saín Antonio Sanmiguel son considerados "canjeables" por la guerrilla

La senadora opositora Piedad Córdoba, líder del del grupo Colombianos y Colombianas por la Paz (CCP), ha dado a conocer pruebas de vida de dos miembros de las fuerzas de seguridad secuestrados por las FARC. Javier Solórzano, mayor de la policía, y el cabo del Ejército Saín Antonio Sanmiguel forman parte de una lista de 23 militares y policías que la guerrilla considera "canjeables".

En un vídeo de cerca de 15 minutos, los dos rehenes piden al Gobierno colombiano y a la comunidad internacional que no les olviden y agradecen las gestiones que realiza la senadora Córdoba por los secuestrados. Sanmiguel fue secuestrado el 23 de mayo de 2008 en el departamento de Tolima (centro del país), mientras Solorzano es rehén desde el 4 de junio de 2007, cuando fue retenido en un balneario del suroeste de Colombia. Son los uniformados más recientes que han sido incluidos en la lista de militares y policías que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pretenden canjear por medio millar de sus combatientes presos.

Más información

"Pido a Colombia que no nos olviden, por favor", dice Solórzano en el vídeo, en el que ambos secuestrados aparecen en una mesa con una tela tipo militar de fondo, le dan ánimo a sus familiares y envían un mensaje de esperanza a sus demás compañeros que se encuentran presos.

Fuentes de Colombianos y Colombianas por la Paz han confirmado que en los próximos días llegarán nuevas pruebas de vida de otros rehenes en poder de los rebeldes. Además de a otras personas, las FARC mantienen cautivos a 23 militares y policías, algunos con más de 12 años de cautiverio, que pretenden intercambiar por guerrilleros presos en Colombia y Estados Unidos.

Son las palabras de Salín Antonio Sanmiguel, cabo del Ejército colombiano, que lleva más de un año secuestrado por la guerrilla de las FARC. Los familiares han visto esta grabación difundida por los guerrilleros y la del oficial de policía Javier Solórzano, cautivo desde 2007. Los terroristas tratan así de presionar al Gobierno de Colombia para canjear a una veintena de secuestrados por 500 guerrilleros presos.AGENCIA ATLAS

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50