Clinton llega a África para recuperar el terreno perdido frente a China

Washington pretende revitalizar el comercio y fortalecer la lucha contra el terrorismo

La Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha comenzado este miércoles una visita oficial a siete países del África subsahariana, buscando apoyar a las nacientes democracias del continente en su lucha contra el islamismo radical y la piratería que se refugia en las costas del Océano Índico. Clinton buscará, además, afianzar la presencia económica de EE UU en la zona, amenazada por China, un país que ha incrementado drásticamente sus negocios en África en los últimos años. Su viaje se produce menos de un mes después que el presidente Barack Obama realizara una visita histórica a Ghana.

La primera parada de Clinton ha sido en Kenia, el país que vio nacer al padre del actual presidente, Barack Obama. Allí, en un encuentro con líderes locales sobre libre comercio, Clinton atacó directamente la corrupción y la violencia política que asolan el país. "El verdadero avance económico en África depende de que haya gobiernos responsables que rechacen la corrupción, hagan que se cumpla la ley y ofrezcan progreso a la ciudadanía", dijo.

Más información
África, el nuevo Eldorado del gigante asiático
Obama pone en pie a África
Clinton considera "lamentable" que EE UU no sea miembro de la Corte Penal Internacional
Bill Clinton, cumpleaños sin Hillary
Hillary Clinton termina su gira africana prometiendo más compromiso de EE UU

En el auditorio estaban el presidente del país, Mwai Kibaki, y el primer ministro, Raila Odinga, que se enfrentaron por el poder en las elecciones de 2007, en un conflicto en el que murieron más de 1.000 personas. En una conferencia de prensa posterior, la secretaria de Estado criticó abiertamente a los políticos de los que era huésped. "El que se resolviera aquella crisis no significa que se haya dado el tipo de progreso que la gente de Kenia necesita", dijo. "En lugar de eso, vemos la ausencia de instituciones democráticas fuertes y útiles, que ha permitido que haya corrupción, impunidad, violencia política y falta de respeto a la ley".

También en Kenia, Clinton se reunirá con el presidente de Somalia, el jeque Sharif Sheikh Ahmed, que asumió su cargo este mismo año y quien tiene ante sí una de las tareas más formidables del continente: enfrentarse al grupo terrorista yihadista Al-Shabaab, estrechamente relacionado con Al-Qaeda. Sheikh Ahmed es un islamista moderado que tomó posesión de su cargo en enero, con la promesa de acabar con los conflictos civiles que han hundido al país en las pasadas dos décadas.

"Mi gobierno considera este encuentro con la Secretaria de Estado Hillary Clinton como una oportunidad de oro para la gente y el gobierno de Somalia", dijo recientemente Sheikh Ahmed. Somalia es un país sin Estado, con un gobierno incapaz de controlar sus propios territorios y cuyos puertos son un refugio seguro para piratas como los que capturaron al capitán norteamericano Richard Phillips el pasado mes de abril.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Su principal problema interno es el terrorismo islamista. El presidente Obama envió al gobierno, el pasado mes de junio, una remesa de armas y munición para luchar contra aquellos insurgentes. En mayo, Al-Shabaab había sometido a la capital, Mogadiscio, a un asedio, asesinando a unas 200 personas. Los analistas políticos esperan que Clinton ofrezca un incremento en esa ayuda militar.

Posteriormente, viajará a Sudáfrica. De allí, pasará a Angola, que ocupa el quinto lugar en la lista de países que exportan petróleo a EE UU y que es, además, el principal socio comercial de China en África. El primer ministro chino, Wen Jiabao, visitó la capital, Luanda, hace tres años, y concedió al gobierno local un préstamo de 6.250 millones de euros para mejorar sus infraestructuras, que será devuelto con remesas de petróleo.

A parte de su voluntad de combatir el extremismo, Clinton tratará de contrarrestar el peso que China ha ido ganando en la zona con sus cuantiosas inversiones. El régimen comunista ha llegado al extremo de ser el mayor exportador al continente, con una porción de casi el 10% del mercado, según datos de 2007 del Departamento de Comercio de EE UU. Washington se queda en un discreto segundo plano, con un 5% de las exportaciones.

Posteriormente, la Secretaria visitará la República Democrática del Congo, Nigeria, Liberia y Cabo Verde, antes de regresar a Washington, el próximo 14 de agosto. Este viaje, de 11 días de duración, es el más largo en el que se ha embarcado Clinton desde que llegara al Departamento de Estado.

Hillary Clinton entre el presidente de Kenia, Mwai Kibaki (a la izquierda), y el primer ministro, Raila Odinga
Hillary Clinton entre el presidente de Kenia, Mwai Kibaki (a la izquierda), y el primer ministro, Raila OdingaREUTERS
La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha iniciado en Kenia su gira de 11 días por África. La primera parada de este viaje, que se centrará en temas como desarrollo, comercio, alimento, salud o conflictos, ha sido Nairobi, la capital Keniata.VNEWSundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS