12 muertos en inundaciones al sur de Colombia

El departamento de Nariño sufre un desbordamiento una semana después de una matanza de índigenas por las FARC

Al departamento de Nariño, al sur de Colombia, parece que le hubieran llegado a la vez todas las maldiciones. A la crisis humanitaria generada por la matanza de indígenas awa a manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se sumó esta semana el desbordamiento del río Mira en Tumaco, población de la costa pacífica. Una docena de muertos, 20 desaparecidos, más de 30.000 damnificados y 20 aldeas bajo el agua es el saldo de esta nueva tragedia.

El Mira se salió de su cauce y arrasó con todo lo que encontró a su paso. La mayoría de los afectados son afrocolombianos y muchos se dedican al cultivo de la coca. En nueve improvisados albergues se atiende a los que perdieron todo. La ayuda ha llegado por vía aérea, pues la carretera que la une a la capital regional está bloqueada. Pero ha sido difícil: el mal tiempo no ha dado tregua.

Todavía ayer pequeñas embarcaciones recorrían la zona buscando a las personas que encontraron refugio en los tejados de las casas y en las copas de los árboles. El presidente, Álvaro Uribe, tiene previsto visitar hoy la zona, que se espera que sea declarada de calamidad pública.

La semana pasada, el gobernador Antonio Navarro declaró la emergencia humanitaria por la matanza de indígenas awa a manos de las FARC. Los nativos dicen que los muertos pasan de 20; la guerrilla reconoció ocho. En un breve comunicado, las FARC justificaron su bárbara acción asegurando que eran personas que colaboraban con el Ejército.

Zona cocalera

El territorio awa está en la franja que va de la cara occidental de la cordillera occidental hasta el océano Pacífico. Allí queda Tumaco, donde se concentra gran cantidad de cultivos de coca. "La coca está acabando con Nariño", dijo recientemente Navarro, que culpa a este cultivo de los altos índices de violencia que soporta el departamento.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Ayer, seis personas que viajaban en autobús por la carretera que une a Tumaco con la capital, Pasto, fueron asesinadas.

Todos los grupos armados se disputan este territorio estratégico: FARC, ELN, paramilitares y grupos al servicio del narcotráfico. Hace dos años llegó el Ejército a recuperar la zona. En el departamento hay más de 100.000 desplazados; es, además, una de las zonas más minadas del país.

Vista aérea de la zona afectada por las crecida del río Mira.
Vista aérea de la zona afectada por las crecida del río Mira.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS