Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los demócratas revelan las claves del plan de rescate de Obama

Presupuestado en un total de 825.000 millones de dólares, prevé importantes gastos en energías limpias, seguros médicos y cupones de comida.- También incluye reducciones de impuestos por 27.500 millones de dólares

El presidente electo de EE UU, Barack Obama, tiene clara su prioridad cuando tome posesión de su cargo el próximo martes: la aprobación de su plan de rescate, lo que algunos demócratas ya han llamado la "Partida para la recuperación y la reinversión americana 2009". Hoy, miembros del grupo demócrata en la Casa de Representantes han dado algunos detalles sobre un plan que prevé el empleo de 850.000 millones de dólares, unos 632.000 millones de euros, que incluye financiamiento para infraestructura, inversiones en energía limpia (una de las prioridades de Obama) mayor ayuda a las instituciones públicas y un plan de reducción de impuestos de 275.000 millones de dólares, 210.690 millones de euros, para empresas y particulares. Como ya anunció el futuro mandatario, los recortes de impuestos serán de hasta 1.000 dólares para cerca del 90% de los estadounidenses.

A pesar del histórico déficit de EE UU, Obama no piensa reducir el gasto público y ya se ha mostrado partidario en otras ocasiones de una "fuerte intervención pública" para salir de la crisis. El plan tiene previsto una gran ampliación del gasto del gobierno en educación, ayuda a cada estado federal para que pague los gastos médicos, subidas temporales en los beneficios por desempleo y una amplia gama de proyectos de obras públicas para crear empleo, según informa The New York Times. Se espera que la próxima semana se realicen en la Cámara baja audiencias públicas sobre el proyecto, que cuenta con ciertas reticencias por parte de los republicanos.

Entre las mayores asignaciones se encuentran 90.000 millones de dólares (68.950 millones de euros) destinados a proyectos de infraestructura que incluirán reparaciones a carreteras, puentes y sistemas de alcantarillado. Además, incluye 6.000 millones de dólares (45.960 millones de euros) para la expansión de internet, especialmente por las zonas rurales menos desarrolladas y un gasto especial en atención a los desempleados y otros colectivos, partida que llega a los 43.000 millones (32.945 millones de euros). El programa Cobra, destinado a quienes no tienen seguro médico porque han perdido su empleo, tiene un presupuesto de 39.000 millones de dólares (29.800 milones de euros). También hay 20.000 millones de dólares (15.320 millones de euros) para cupones de comida.