Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Senado de EE UU da luz verde a la segunda parte del plan de rescate económico

La decisión de la Cámara permitirá a Obama disponer de 340.000 millones de dólares para reactivar la economía

El Senado estadounidense ha dado luz verde este jueves a la liberación de la segunda parte del plan de rescate financiero, de una cuantía de 350.000 millones de dólares (262.290 millones de euros). Cincuenta y dos senadores han votado en contra y otros 42 lo han hecho a favor de una resolución presentada para bloquear esta segunda partida de los 700.000 millones de dólares aprobados por el Congreso el pasado mes de octubre.

Esta decisión del Senado otorga al presidente electo, Barack Obama, una primera victoria política, ya que de esta manera podrá disponer de los restantes 350.000 millones de dólares del rescate justo al inicio de su legislatura. Por ello, Obama ha trasladado su agradecimiento a la mayoría demócrata del Senado al poco de ser votado el rescate. "Sé que no era un voto fácil por la frustración que teníamos muchos de nosotros al comprobar cómo fue implementado la primera mitad del plan", ha dicho Obama en una crítica velada a la Administración Bush.

Poco antes de la votación en el Senado, Larry Summers, quien dirigirá el Consejo Económico Nacional de Obama, prometió a los legisladores que usará entre 50.000 y 100.000 millones de dólares de ese fondo para ayudar a propietarios hipotacados que están a punto de perder su vivienda. El futuro presidente demócrata necesita la segunda parte del paquete para intentar enviar un mensaje de tranquilidad a los mercados financieros. Mientras tanto, Obama sigue presionando al Capitolio para que apruebe su plan de estímulo y recuperación de la economía, valorado en 825.000 millones de dólares (unos 632.000 millones de euros).

El pasado lunes 12 de enero, el presidente George W. Bush solicitó al Congreso la aprobación de los 350.000 millones de dólares correspondientes a la segunda parte del plan, en respuesta a una solicitud del mandatario electo, Barack Obama, que toma posesión de su cargo el próximo 20 de enero.

Obama quiere su propio plan

Una de las prioridades del presidente electo de Estados Unidos en cuanto tome posesión de su cargo el próximo martes 20 de enero es la aprobación de su plan de rescate, lo que algunos demócratas ya han llamado la "Partida para la recuperación y la reinversión americana 2009". Este jueves, miembros del grupo demócrata en la Casa de Representantes han dado algunos detalles sobre un plan que prevé el empleo de 850.000 millones de dólares, unos 632.000 millones de euros, que incluye financiamiento para infraestructura, inversiones en energía limpia (una de las prioridades de Obama) mayor ayuda a las instituciones públicas y un plan de reducción de impuestos de 275.000 millones de dólares, 210.690 millones de euros, para empresas y particulares.