Chile celebra 20 años sin Pinochet

El país conmemora el aniversario del plebiscito que derrotó al dictador

La Concertación, la coalición de centro-izquierda que gobierna en Chile, recordó ayer en un acto al que asistieron unas 3.500 personas, encabezado por la presidenta, Michelle Bachelet, los 20 años transcurridos desde que los chilenos dijeron mayoritariamente no en el plebiscito del 5 de octubre de 1988 a la intención del dictador Augusto Pinochet de seguir en el poder por ocho años más, abriendo así paso a la transición a la democracia.

A tres semanas de los comicios municipales del próximo 26 de octubre, que son la primera prueba electoral del Gobierno de Bachelet, el acto de ayer, realizado en el principal estadio de tenis de Santiago, sirvió para galvanizar una coalición que desde hace meses es superada por la derecha en las encuestas para la elección presidencial de 2009 y que ha sufrido varias deserciones que le quitaron la mayoría en el Senado.

Entre el público estaban muchos de los candidatos a alcaldes de la coalición y todas las figuras mencionadas en las encuestas para competir por la nominación de la candidatura presidencial del oficialismo. Sin embargo, el ex presidente Ricardo Lagos (2000-2006), quien más se acerca en los sondeos al millonario Sebastián Piñera, el abanderado de la derecha, ha afirmado en los últimos días que no está dispuesto a competir para intentar llegar a La Moneda para un nuevo mandato. "Simplemente, no estoy en carrera, y mis actos muestran, y mostrarán, que no haré nada para estar en carrera", afirmó ayer Lagos en una entrevista al diario El Mercurio. El pasado viernes, pidió "dejar paso a nuevas generaciones".

Su salida deja por ahora el escenario abierto a la competición por la nominación para la candidatura entre dos democristianos, el ex presidente Eduardo Frei (1994- 2000) y la senadora y presidenta de su partido, Soledad Alvear, y el socialista José Miguel Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Viví el 5 de octubre (...). Y aunque a algunos no les guste, no puedo dejar de pensar que no es lo mismo ser padres de la democracia que hijos de la dictadura; que no es lo mismo haber llorado porque Pinochet se iba que porque la democracia llegaba", afirmó Bachelet, pronosticando un triunfo de la coalición frente a la derecha en los comicios municipales, ante un auditorio que ondeaba banderas chilenas y de los partidos de la Concertación.

Los únicos oradores del 20º aniversario del no, el ex presidente Patricio Aylwin (1990- 1994) y Bachelet, resaltaron como "heroica" la gesta del 5 de octubre, en la que un pueblo fue capaz de imponerse contra todos los resortes del poder político, económico, militar y los medios de comunicación que controlaba la dictadura. Sus discursos apuntaron a que la coalición que antes fue capaz de unir a socialistas y democristianos, superando sus diferencias históricas, tiene hoy futuro para las tareas pendientes del país, mejorar la distribución del ingreso, ampliar la democracia y una nueva Constitución.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ambos también coincidieron en resaltar que desde el comienzo de la democracia, en marzo de 1990, hasta hoy, Chile ha cambiado profundamente. Destacaron varios índices: la reducción del porcentaje de población bajo la línea de la pobreza ?del 38,6% en 1990 al 13,7% en la actualidad?, el crecimiento económico, que en los 18 años de Gobiernos de la Concertación triplica al logrado con Pinochet, y los progresos en vivienda, salud y educación.

Michelle Bachelet, durante la conmemoración del aniversario del plebiscito que marcó el fin de la dictadura
Michelle Bachelet, durante la conmemoración del aniversario del plebiscito que marcó el fin de la dictaduraEFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS