Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia asegura que las FARC "están resquebrajadas"

El Ministerio de Defensa difunde un vídeo de la operación de rescate de Ingrid Betancourt y los otros 14 rehenes.- Fue una operación "100% colombiana"

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "están resquebrajadas, debilitadas", ha asegurado hoy el ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, en una comparecencia ante la prensa en la que ha presentado un vídeo de la operación militar en la que fue rescatada la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres estadounidenses, así como 11 efectivos de las Fuerzas Armadas, y que muestra el aparente engaño que sufrieron las FARC.

Santos ha añadido que las FARC "tiene serios problemas de comando y control, de comunicación entre ellas". En la grabación realizada por el comando militar que ejecutó el rescate y que se hizo pasar como una organización humanitaria ficticia en misión para trasladar a los rehenes de un lugar a otro en la selva, se observa a los prisioneros esposados camino a un helicóptero.

En las imágenes, editadas para proteger la identidad de los militares implicados en la operación y bajo la mirada de los supuestos integrantes de la misión humanitaria, también aparece el helicóptero militar encubierto, pintado de blanco y rojo, pero sin ningún emblema de alguna organización internacional.

La grabación también muestra a varios guerrilleros armados con fusiles y vestidos con uniformes camuflados en medio de un cultivo de hoja de coca en donde aterrizó la aeronave para recoger a los rehenes y quienes se quedaron en tierra después de que los prisioneros llegaran hasta ella con dos líderes rebeldes que tenían la responsabilidad de cuidarlos.

Fue una operación militar

El vídeo se difundió horas después de que una radio suiza citara a una fuente anónima diciendo que la liberación fue el resultado de un pago millonario a algunos miembros de la guerrilla colombiana para que entregaran a los rehenes. El Gobierno colombiano, a través de altos jefes militares, negó las versiones e insistió en que se trató de una operación militar.

"No se ha pagado un solo centavo", aseveró Santos. Fue "un rescate más de la inteligencia que militar, en el que no se disparó un solo tiro ni se derramó una sola gota de sangre".

Agregó que 20 millones de dólares parecen una ganga ya que en el pasado se había ofrecido hasta 100 millones de dólares por información que llevara a la liberación de los rehenes.

EE UU también ha negado que hubiese pagado un rescate. El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, aseguró que Washington no pagó "ni un centavo, ni un dólar, ni un euro" por la libertad de los tres ciudadanos estadounidenses rescatados por el Ejército colombiano.

El titular de Defensa ha subrayado que Jaque fue una operación "cien por ciento colombiana", aunque reconoció que las tropas de su país reciben asistencia de Estados Unidos e Israel. "Una semana antes avisamos al embajador de EEUU (en Colombia, William Brownfield), en mi casa, en presencia del general Padilla", ha revelado, al explicar que "fue una promesa del presidente Uribe al presidente Bush". Santos ha añadido que no cree que las FARC se atrevan a tomar represalias.

Ingrid se somete a análisis en París

Ingrid Betancourt se ha presentado hoy en el hospital militar de Val-de-Grâce de París para ser sometida a un exhaustivo chequeo médico, tras pasar en la selva casi seis años y medio secuestrada por la guerrilla de las FARC.

Betancourt ya fue reconocida por el médico del Elíseo, Christophe Fernández, en el avión de la República Francesa que la trajo el viernes a París, donde fue recibida como una heroína. Fernández describió su estado como "satisfactorio", pero Betancourt deberá ahora pasar una serie de exámenes en profundidad para determinar si sufre hepatitis B u otra enfermedad contraída debido a las condiciones insalubres en las que vivió durante su cautiverio.

Alegría fatal

El abuelo del cabo del Ejército William Humberto Pérez, ex rehén de las FARC que fue durante cuatro años el enfermero de Ingrid Betancourt, falleció de un paro cardiaco causado al parecer por la emoción que sintió al conocer el rescate de su nieto, informaron ayer fuentes médicas.

El médico Wilman Angulo informó a los periodistas de que el anciano sufrió un paro cardiaco el pasado jueves cuando veía con su familia las imágenes por televisión de Pérez, rescatado un día antes junto a otros 14 rehenes por el Ejército colombiano en las selvas del sur del país.

"Se emocionó y el paciente sufrió un infarto. Los familiares nos cuentan que estaban viendo la televisión y comentando el recibiiento que le iban a hacer y el señor estaba bastante emocionado y alegre", dijo Angulo.

El cadáver del anciano, identificado como Anselmo Medina, fue trasladado al anfiteatro de la ciudad de Riohacha, capital del departamento de La Guajira, en el norte del país, a la espera de la llegada de su nieto. El padre del cabo liberado también murió hace varios meses

mientras él estaba en cautiverio.

Más información