Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OEA anticipa discrepancias entre Bogotá y Quito sobre la incursión contra las FARC

El secretario general del organismo regional informa en Bogotá de que la principal diferencia es el punto desde donde se disparó al campamento guerrillero

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha informado hoy en Bogotá de que hay discrepancias entre las versiones de Colombia y Ecuador sobre el punto desde el que se disparó al campamento de las FARC en territorio ecuatoriano.

Tras encabezar una misión del organismo regional a la zona de frontera, a más de 1.000 kilómetros al sur de Bogotá, Insulza ha dicho que recibió de parte de Colombia y de parte de Ecuador "dos versiones distintas", que serán consignadas en el informe que rendirá la comisión a los ministros de Asuntos Exteriores de la OEA el próximo lunes en Washington "en una reunión de consulta".

"Es posible que en esa materia tenga que consignar las versiones (...) si dos gobiernos me dan versiones distintas, pues tengo que consignarlas ambas", ha dicho el diplomático.

Insulza, que el fin de semana visitó la zona del campamento del número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, desde el lado ecuatoriano, viajó el martes a la misma región, pero del lado colombiano, acompañado también de los miembros de la misión designada por el organismo para investigar el incidente que dejó 25 muertos y provocó una crisis diplomática en la región andina.

El secretario de la OEA se ha reunido hoy con el presidente colombiano, Alvaro Uribe, y el ministro de Exteriores Fernando Araújo, entre otros funcionarios, de quienes recibió su versión sobre el ataque a ese campamento guerrillero.

Insulza ha explicado que el martes, junto a oficiales colombianos, estuvo, al parecer, "en el punto exacto desde el que los aviones habrían disparado", y, que junto "a la información, la opinión que se nos ha entregado desde la otra parte (ecuatoriana) es que los disparos habrían venido desde lugar distinto".

Ha anticipado también que el informe final, "más que poner acento en las dificultades, va a poner el acento en las cosas que se pueden hacer para que estos hechos no vuelvan a ocurrir", y ha subrayado la "voluntad" de ambos Gobiernos "para llevar adelante esa cooperación".

La Interpol investigará los ordenadores incautados

Por otro lado, el secretario general de la Interpol, Ronald Noble, también de visita en Bogotá, ha anunciado que ese organismo verificará que el contenido de los tres ordenadores de Reyes, decomisados tras el ataque, no hayan sido borrados o alterados. Noble ha dicho que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) no emitirá juicios políticos sobre su contenido y que, en este caso, su trabajo se limitará a verificaciones tecnológicas.

El secretario general de la Interpol encabeza una misión técnica del organismo que viajó a Bogotá para examinar los ordenadores de Reyes. La tarea se hará con base a un acuerdo que Noble ha firmado hoy con los directores de la Policía Nacional, el general Oscar Naranjo, y del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS, organismo de inteligencia estatal), María del Pilar Hurtado.

El documento formaliza la cooperación en este frente que el Gobierno colombiano solicitó a la Interpol la semana pasada, para garantizar que los archivos de los ordenadores de Reyes son veraces y no han sido manipulados. Algunos documentos divulgados desde hace nueve días por el jefe de la Policía Nacional muestran supuestos nexos de los Gobiernos de Ecuador y Venezuela con las FARC.

El guerrillero que mató a Iván Ríos recibirá su recompensa

El Gobierno de Alvaro Uribe pagará la recompensa de 5.000 millones de pesos (más de 1,7 millones de euros) al guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia conocido con el alias Rojas que mató al comandante de la cúpula de las FARC, Iván Ríos.

Así lo han confirmado fuentes del Ministerio de Defensa, que aseguraron que la decisión será anunciada en las próximas horas por el propio ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, a su regreso de Estados Unidos, según informa Europa Press.

Rojas, que estaba a cargo de la seguridad de Iván Ríos, se presentó la semana pasada con la mano derecha de su jefe, su ordenador personal, su documento de identidad y su pasaporte. Posteriormente,

reveló el lugar en donde enterró el cadáver. El pago de la jugosa recompensa se hará después de una intensa discusión en la Junta de Inteligencia donde se formularon toda clase de argumentaciones de carácter moral y jurídico y de interés nacional.

Más información