Reportaje:

El debate de las estrellas

Las celebridades de Hollywood logran ir al debate demócrata a través de un sistema de lotería de entradas

El encuentro entre Clinton y Obama tuvo lugar en pleno territorio de celebridades. Muchas de las estrellas de Hollywood no quisieron perderse el debate y pelearon por conseguir una entrada. Más de 500 periodistas estaban acreditados para asistir al debate.

Algunos medios locales como Los Angeles Times o CNN destacan en sus crónicas que directores de cine como Steven Spielberg o Quentin Tarantino, actores como Diane Keaton, Leonardo DiCaprio, Pierce Brosnan, Christina Applegate o Jason Alexander, y músicos como Steve Wonder consiguieron algunas de las muy disputadas entradas para acudir al encuentro a través de un sistema de lotería que terminaron por hacer los patrocinadores ante la fuerte demanda.

Más información

Según el diario estadounidense The Hollywood Reporter, la discusión demócrata tuvo más peticiones de asistencia que el acontecimiento local por excelencia, la gala de entrega de los Premios Óscar, entre las celebridades que residen en la ciudad.

Los patrocinadores del evento, CNN, la web Politico.com y el periódico Los Angeles Times, recibieron miles de peticiones para los alrededor de 2.500 asientos disponibles. Salvo las entradas reservadas a autoridades del Partido Demócrata como el alcalde de Los Ángeles o el jefe de policía local, el resto fueron entregados por un sistema de lotería.

A pesar de esto, el partido no quiso dar la lista de asistentes antes de celebrar el acto, y decidió no poner una alfombra roja para recibirlos, para no restar importancia al debate. Eso sí, ambos contendientes, Obama y Hillary, llegaron al debate después de pasar la bandeja en diferentes actos. Clinton pasó primero por el hotel Beverly Wilshire, donde se encontró con actores como Rally Field, Ted Danson, Diane Keaton y Bárbara Streisand. Obama acudió a un acto similar en el hotel Avalon de Hollywood.

Lo más visto en...

Top 50