Clinton y Obama hacen las paces antes del 'supermartes'

Los dos candidatos demócratas han empleado un tono cordial en su primer cara a cara, pero han mostrado sus diferencias respecto a Irak

Los candidatos demócratas a la presidencia de EE UU Barack Obama y Hillary Clinton han mostrado hoy un tono cordial en su primer debate cara a cara, retransmitido por televisión desde el Teatro Kodak de Los Ángeles, en el que sus ataques se han dirigido sobre todo a su contrincante republicano John McCain. El desacuerdo entre ellos se ha centrado especialmente en quién puede ser el más adecuado para liderar la salida de las tropas de Irak.

Los dos candidatos han aparcado sus disputas de su último debate en Carolina del Sur y han adoptado un tono amistoso, recalcando sus puntos en común más que sus diferencias. "Éramos amigos antes de que empezase la campaña; y seguiré siendo su amigo cuando todo haya acabado", ha recalcado Obama, senador de Illinois, cuya aspiración es convertirse en el primer presidente negro de EE UU.

Más información
El debate de las estrellas

Clinton, senadora por Nueva York, ha asegurado que los candidatos republicanos a ocupar la Casa Blanca ofrecen "más de lo mismo". "Sólo con mirarnos, se sabe que no somos más de lo mismo", ha subrayado Clinton, sentada junto a Obama en el Teatro Kodak, que pronto acogerá la ceremonia de los Oscar, mientras se sometía a las preguntas de los periodistas. "Cambiaremos nuestro país", ha exclamado.

El debate ha sido el último antes del supermartes del próximo 5 de febrero, cuando un total de 22 estados votarán por sus candidatos. La lucha por representar a los demócratas en las elecciones presidenciales de noviembre será muy estrecha entre los dos, tras sus respectivas victorias, de Obama en Iowa y Carolina del Sur, y de Clinton en New Hampshire y Nevada.

Críticas a McCain y los Bush

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los dos senadores han elevado hoy el tono de las críticas dirigidas a McCain, el candidato republicano de 71 años, recordándole el comentario que hizo recientemente respecto a las tropas estadounidenses en Irak. McCain señaló que éstas podrían permanecer en el país árabe durante 100 años y mostró su apoyo a la medida del presidente George W. Bush de extender los recortes fiscales.

Clinton, preguntada por su opinión de que otro miembro del "clan Clinton" ocupe la Casa Blanca tras los ocho años de mandato de su marido y los doce de los representantes de la familia Bush, se ha limitado a criticar a los republicanos.

"Hizo falta un Clinton para limpiar lo hecho por el primer Bush y creo que hace falta otro Clinton para limpiar al segundo Bush", ha asegurado con ironía.

Actitud positiva

Tanto Obama como Clinton han decidido hoy aflojar sus ataques después de que el candidato afroamericano venciese claramente en Carolina del Sur. Ambos han manifestado actitudes positivas en el debate de este viernes.

Obama, que pronto decidió oponerse a la guerra de Irak, ha reprobado que la senadora Clinton votase a favor en 2002. El candidato demócrata ha asediado a Clinton, que, como respuesta, ha repetido en varias ocasiones que ella tiene la experiencia suficiente para gobernar "desde el primer día" en la Casa Blanca.

Política sanitaria

Las diferencias entre ambos han quedado patentes sobre todo en política sanitaria. El plan de Clinton se centra en que todos los estadounidenses tengan cobertura sanitaria, y ha criticado a Obama porque, en su opinión, su plan podría dejar a cerca de 15 millones de personas sin seguro médico. El proyecto del senador por Illinois se basa sobre todo en la bajada de costes de la sanidad.

También disienten en el derecho de los inmigrantes ilegales a tener permisos de conducción, al que Clinton se opone. Obama, sin embargo, ha criticado que Clinton no se haya formado aún una opinión clara sobre este tema, ya que ha evitado varias veces pronunciarse al respecto.

Los candidatos tienen un debate distendido en su último entrentamiento televisado antes del 'supermartes'.Vídeo: ATLAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS