Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea boliviana aprueba la Constitución impulsada por Evo Morales

Al menos tres muertos en Sucre en choques entre la policía y manifestantes contrarios al presidente

La aprobación por la Asamblea Constituyente de la nueva Carta Magna impulsada por el presidente boliviano, Evo Morales, ha ocasionado graves disturbios en la ciudad de Sucre, donde han muerto al menos dos personas en enfrentamientos con la policía y un agente linchado por los manifestantes. La Constituyente ha aprobado esta madrugada el nuevo proyecto constitucional de Morales, que le da mayores poderes, y lo ha hecho en un cuartel militar y en ausencia de la oposición.

Sucre, capital del país, aunque el Parlamento y otras instituciones están en La Paz, lleva más de dos días inmersa en disturbios entre las fuerzas del orden y los opositores a Morales, que le acusan de secuestrar la democracia en Bolivia y de ignorar a la mitad de la población boliviana. En los disturbios han muerto dos manifestantes y un policía. Según fuentes del hospital de Santa Bárbara de Sucre, una persona ha perdido la vida hoy por inhalación de gases y otra se encuentra en estado grave. Ayer, un hombre murió por herida de bala también en una manifestación de protesta anti-Morales y otras tres resultaron heridas. Además, un agente de policía ha muerto linchado por la multitud, según ha informado el comandante de la Policía Nacional, general Miguel Vásquez. Hay al menos 100 heridos en casi 48 horas de enfrentamientos entre policías y universitarios en las calles de Sucre. Morales ha achacado a grupos de delincuentes los disturbios en Sucre y ha dado por segura la ratificación de la nueva Carta Magna.

La Constituyente ha aprobado la nueva Carta Magna en el primer debate. Aún resta la votación artículo por artículo-con el voto favorable de 136 de 138 constituyentes presentes. Faltaban 117 legisladores de la oposición, de los elegidos en las elecciones de 2006, en las que el partido de Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS), tuvo el 50,7% de los votos. Morales y sus fieles reivindican el derecho de la mayoría a imponer su política, mientras la oposición denuncia que ignora a media Bolivia.

Así, la Constitución de Morales, aprobada en un cuartel militar de Sucre sólo por sus fieles y en medio de graves disturbios, nace ya herida y con un enorme déficit de legitimidad, según denuncian los medios bolivianos. La nueva carta magna, con la que el líder cocalero, nacionalista e indigenista Morales promete "refundar Bolivia", ha sido aprobada sólo por los diputados del MAS y "bajo fusiles" y con "sangre en las calles", según la oposición. El Gobierno boliviano ya ha recibido llamadas de Gobiernos de países preocupados por la situación, según han informado fuentes diplomáticas.

En primera lectura

Tras la lectura del índice de la nueva Carta Magna, sin detallar el texto, la mayoría oficialista ha votado a mano alzada y no ha habido comprobación del sufragio. La presidenta del foro, la campesina quechua Silvia Lazarte, designada por Morales, ha dicho que han sido 136 constituyentes los que han respaldado la nueva Constitución, con la que Morales promete "refundar Bolivia".

El ex presidente Jorge Quiroga, líder de la mayor alianza de oposición de derecha, ha acusado a Morales de "degollar" la democracia boliviana con ayuda y dinero de su amigo, aliado y colega venezolano, Hugo Chávez. El jefe de Poder Democrático y Social (Podemos) ha afirmado en entrevista que Bolivia "no va a aceptar una nueva Constitución a punta de fusiles y bayonetas".

Los sucrenses y la oposición califican de ilegal la reunión oficialista por celebrarse en un cuartel militar, por violar supuestamente el reglamento y por la agenda programada, que no incluía la petición de Sucre de ser sede de todos los poderes estatales, motivo principal de los incidentes.

Cientos de campesinos, indígenas y sindicalistas afines a Morales se desplazaron a Sucre en los últimos días para "defender" la Constituyente. Por su parte, líderes de Santa Cruz, la región más rica del país y feudo opositor, han convocado para el martes próximo a una manifestación en apoyo a Sucre y contra la maniobra oficialista en la Constituyente.