Multitudinaria protesta en Argentina en contra de la futura papelera de Botnia en Uruguay

La marcha, que ha tenido lugar en un puente fronterizo entre ambos países, ha reunido a 130.000 manifestantes, según los organizadores, y unos 80.000, según la policía

Decenas de miles de manifestantes argentinos se han manifestado este domingo en un puente fronterizo con Uruguay para repudiar la construcción de una papelera en ese país, en medio de las negociaciones entre ambos gobiernos para superar el conflicto desatado por la instalación de la planta Botnia.

Más información

Carteles con leyendas como "Fuera Botnia" y "Si nace Botnia, muere Gualeguaychú" se han mezclado con las banderas argentinas que portaban los protestantes en la tercera edición de la marcha, desde la ciudad argentina de Gualeguaychú al puente General San Martín, que conecta con la uruguaya Fray Bentos, donde la empresa finlandesa Botnia construye la fábrica. "Exigimos que Botnia se retire de la cuenca del río Uruguay", indicaba la proclama leída durante el acto central realizado sobre el puente hacia el que han marchado más de 130.000 manifestantes, según los organizadores, y unos 80.000, de acuerdo con la Gendarmería Nacional (policía de frontera).

Protesta pacífica

"Honramos la vida. Este es el mismo clamor que se repite desde 2003, cuando Botnia no había colocado su primer ladrillo", señalaba el documento leído durante el acto organizado por la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, que desde el pasado 20 de noviembre mantiene bloqueado el paso fronterizo en repudio a la planta, a la que consideran de riesgo para el medio ambiente. El bloqueo fue suspendido esta mañana para poder concretar la marcha al puente, en la que también han parcipado miembros de las asambleas ambientales de las ciudades de Colón y Concordia, que conectan respectivamente con las uruguayas Paysandú y Salto, las cuales realizan junto con los vecinos de Gualeguaychú bloqueos totales en la frontera.

En el texto, también responsabilizaron al Gobierno uruguayo por autorizar la puesta en marcha de las obras para la construcción de la fábrica, a la vera del río Uruguay, límite natural entre ambos países. "La autorización de las obras de Botnia no cuenta con los procesos legales mínimos. Nosotros defendemos el río Uruguay, sus arroyos y sus tierras de todo tipo de contaminación. La instalación de la papelera es parte de un camino suicida de la sociedad de consumo que lleva al calentamiento global", según el texto.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

"La marcha es un éxito. Estamos muy contentos y emocionados porque cada vez tenemos más convocatoria. Hay filas con cuatro kilómetros y medio de gente y 15 kilómetros de automóviles que intentan acercarse al puente. Esta es una demostración de que cuando la ciudadanía quiere, puede", según el asambleísta Óscar Vargas. El acto, denominado Abrazo al río, también ha contado con laactuación de varios espectáculos musicales, en su mayoría, con cantantes que han entonado letras especialmente dedicadas al rechazo a la instalación de la planta, que ha derivado en un litigio entre los gobiernos Argentina y Uruguay, que se dirime en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

'Declaración de Madrid'

Los manifestantes, procedentes de diferentes puntos del país, se habían concentrado en una zona céntrica de la ciudad para iniciar el camino hacia el puente en ómnibus, camiones y automóviles. Unos kilómetros antes de llegar al paso internacional, los protestantes comenzaron la marcha a pie de manera "pacífica" y "en familia", según coincidieron los organizadores de la movilización, que también contó con participantes uruguayos. Por la mañana, también se izó por primera vez la bandera recientemente creada que identifica a la asociación medio ambientalista de Gualeguaychú.

La protesta se realiza después de que representantes de los gobiernos de Argentina y Uruguay firmaran este mes en España la Declaración de Madrid, en la que ambos países se comprometieron a restablecer el diálogo en forma directa y a trabajar conjuntamente para solucionar la controversia. El convenio firmado fue el resultado de las gestiones del rey de España, Juan Carlos de Borbón, para acercar a las partes a iniciar un diálogo destinado a superar el litigio.

EFE

El embajador español propone la creación de una zona verde en el río Uruguay

El embajador español en Argentina, Rafael Estrella, ha propuesto la creación de una "zona de preservación ecológica", como posible solución para el conflicto que mantienen Argentina y Uruguay por la instalación de una factoría de pasta de celulosa que los argentinos consideran contaminante. En declaraciones publica el diario La Nación, el diplomático se refiriere a la gestión de "facilitación" para acercar posturas entre los dos países asumida por el Rey Juan Carlos a través de la Embajada española.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50