Los investigadores de la muerte de Litvinenko hallan radioactividad en más lugares de Londres

El ministro del Interior, John Reid, asegura que no hay motivo para la alarma porque la radioactividad del polonio sólo se expande unos centímetros.

Los agentes que investigan la muerte de Alexander Litvinenko han hallado restos de radioactividad en varios lugares, que se suman al domicilio del ex espía y el restaurante donde fue supuestamente envenenado. Así lo ha anunciado hoy en el Parlamento el ministro del Interior, John Reid, quien sin embargo ha afirmado que no hay motivo para la alarma pública.

Más información
"Es usted tan brutal como sus peores críticos denunciaban"
Alexander Litvinenko fue envenenado con la sustancia radiactiva polonio 210
Asesinato en el refugio de 'Londongrado'
La policía investigará a todos los que mantuvieron contacto con Litvinenko

Reid ha pedido calma a los testigos del crimen y personas vinculadas con el agente fallecido, ya que la radiación de esta sustancia se expande sólo unos pocos centímetros. Aunque el ministro no ha precisado en qué lugares se ha hallado también radioactividad, las televisiones hablan de una oficina en el West End y de un edificio en Mayfair.

Litvinenko murió la pasada semana envenenado con una sustancia radioactiva, Polonio 210. Cantidades significativas de este peligroso elemento fueron halladas en su autopsia. Poco antes de morir acusó al presidente ruso, Vladimir Putin, de su asesinato. El ex agente investigaba el asesinato de una periodista rusa crítica con el Kremlin. Moscú se ha desvinculado de ambos crímenes.

Cinco personas están siendo sometidas a pruebas por su posible exposición a la sustancia radioactiva. Unas 500 personas han llamado al teléfono difundido por las autoridades británicas para atender a posibles contaminados, aunque en la inmensa mayoría de los casos los servicios sanitarios ni siquiera han considerado necesario someterlos a análisis.

AP
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS