Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinados en Bagdad tres miembros del equipo iraquí de tenis por llevar pantalones cortos

El entrenador del equipo y dos jugadores fueron tiroteados por hombres armados

El entrenador del equipo nacional iraquí de tenis ha sido asesinado junto a dos de sus jugadores por un grupo de hombres armados en Bagdad, según ha informado hoy el secretario general del Comité Olímpico, Amer Jabbar. Según los testigos del suceso, los tres hombres habrían sido abatidos por extremistas sunníes porque iban vestidos con pantalones cortos y trajes de tenis.

"Dos hombres armados asesinaron el jueves por la tarde al entrenador Ahmed Rachid y dos jugadores Nasser Ali Hatem y Wissam Adel Odah, en el distrito de Saidiya" (al sur de la capital), ha indicado Jabbar. Hace unos días, un grupo extremista sunnita distribuyó por la capital cientos de octavillas en las que prohibía el uso de pantalones cortos.

"Los tres hombres circulaban en un coche, se detuvieron para depositar ropa blanca en una lavandería y fueron vistos por unos hombres armados, que se fijaron en su ropa", indicó un testigo que no quiso identificarse. "El entrenador y los dos jugadores fueron detenidos un poco más lejos por los individuos armados; dos de ellos se bajaron del coche y fueron asesinados de un tiro en la cabeza, mientras que el tercero fue tiroteado cuando se encontraba dentro del vehículo", ha añadido.

Esta no es la primera vez que tiene lugar un asesinato de deportistas a causa de la violencia sectaria que sacude Irak. El pasado 17 de mayo, quince miembros del equipo iraquí de taekwondo fueron secuestrados entre las localidades de Faluya y Ramada (oeste de Bagdad), cuando regresaban en autobús de Amman. Sus captores reclaman 100.000 dólares por su liberación, según ha recordado Jamal Abdel Karim, responsable del Comité olímpico.

Mueren tres policías iraquíes en varios ataques en Kirkuk y Diyala

Al menos tres policías iraquíes han fallecido hoy y otros tres han resultado heridos en dos ataques ocurridos en las provincias de Kirkuk y Diyala, al norte de Bagdad, según ha informado una fuente de la oficina de cooperación conjunta iraquí-estadounidense.

La fuente ha explicado que un grupo de hombres armados secuestró a seis trabajadores y a dos policías que trabajan para un canal de televisión local de Diyala y les llevó a un lugar desconocido fuera de Baquba, 65 kilómetros al noreste de la capital, donde dispararon contra los dos policías antes de liberar a los seis empleados. En otro suceso, un policía ha muerto y otros tres han resultado heridos por la explosión de un artefacto al paso de su vehículo en el barrio de Domi, al sur de Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad.

Más información